miércoles, 3 de septiembre de 2014

Los masajes, innegociables para el corredor de montaña.


Aunque los masajes son satisfactorios para cualquier tipo de corredor, si hablamos de especialistas de montaña, la dimensión de los masajes pasa a primer plano. Y es que, está comprobado científicamente que los masajes ayudan a tener una recuperación más rápida y eficiente tras un esfuerzo físico prolongado, como puede ser una carrera de montaña. El fisioterapeuta o masajista ayudará a vascularizar los músculos y, por tanto, oxigenaremos en
mayor medida nuestros tejidos. Con el masaje se estimulan las células de la piel, se eliminan las toxinas y mejora la circulación de la sangre.

La frecuencia con la que acudir a los fisioterapeutas puede variar en función del momento de la temporada en el que estemos y de las necesidades que tengamos. También de la resistencia al esfuerzo de nuestros músculos, pero lo ideal sería acudir una vez a la semana. Si el gasto para el bolsillo fuera demasiado elevado, dos veces al mes también es buena frecuencia. Lo que sí deberías hacer es ir antes de que la musculatura esté excesivamente cargada, ya que uno de los errores más frecuentes de los corredores es ir al masajista cuando la sobrecarga es de tal magnitud que ya no hay tiempo de recuperarse de cara a la carrera que teníamos pensada.Al margen de la visita a los masajistas, tú en casa también puedes tratar tus sobrecargas musculares con estos dos pequeños trucos: baños de contraste de agua fría y caliente; y automasajes suaves por la pierna con cremas específicas fabricadas para ello.