jueves, 21 de agosto de 2014

Mejor hazlo descalzo.

Si vas a correr a la playa, ¡mejor hazlo descalzo!

Es uno de los eternos debates de los corredores que aprovechan las horas más tempranas del día o las últimas de la tarde para entrenar por la orilla de la playa. Es un lugar idílico, con las olas del mar como compañeras de entrenamiento, pero la gran duda que surge siempre es: ¿mejor corro descalzo o con zapatillas? En realidad ambas maneras son válidas, pero quitarse las zapatillas y correr con los pies desnudos sobre la arena tiene una serie de beneficios a los que no debemos renunciar.

Primeramente, correr descalzo aumenta la resistencia de nuestros pies y piernas, ya que la superficie, al ser mullida, no ayuda al rebote de nuestros pies, por lo que tenemos que hacer más fuerza para dar una zancada que
cuando corremos sobre asfalto con zapatillas. Sobre la arena, descalzo, también mejoraremos nuestra postura, ya que al estar en una superficie inestable jugamos con el equilibrio. La circulación sanguínea se activa de manera más rápida, y la velocidad de ejecución de los movimientos también varía, así como los puntos sensoriales de nuestra planta del pie, que entran en contacto casi en su totalidad con la arena. La fuerza de rotación que se genera en las rodillas y caderas es mucho menor que corriendo con zapatillas, y debido al mayor esfuerzo físico general quemamos más calorías.

Como ves, hay muchas razones de peso para entrenar descalzos en la playa. Si ya te has convencido de ella, no olvides estos tres consejos:


  • No corras distancias demasiado largas la primera semana, y modera el ritmo.
  • Ejercita antes de empezar los tobillos y las rodillas, ya que al ser una superficie muy inestable, las articulaciones se castigan más que corriendo en asfalto.
  • Trata de correr por la parte mojada, donde han llegado las olas y han humedecido el terreno lo suficiente como para hacer tierra dura.
  • Mira bien por donde pisas para evitar cortes o rasguños con las conchas y otros elementos que pueda haber por la orilla.