lunes, 11 de agosto de 2014

Los secretos para dormir bien, si eres corredor.


La falta de sueño, o el insomnio, puede desencadenar problemas de salud tan relevantes como alteraciones cardiovasculares (mayor incidencia de hipertensión arterial), trastornos psiquiátricos (alteraciones del estado de ánimo, dificultades para la concentración), problemas inmunológicos, alteraciones hormonales, disminución de los reflejos (riesgo de accidentes de tráfico), e incluso en situaciones severas alucinaciones o ataques epilépticos.

Todos en algún momento de nuestra vida hemos sufrido algún episodio de insomnio. Entre los factores que pueden desencadenar el insomnio destacan
situaciones de ansiedad, como la preocupación laboral, el paro (de actualidad hoy en día), así como problemas sentimentales o problemas económicos. Hoy día sabemos que de las personas que sufren insomnio en algún momento, entre el 10-12% se convierte en un problema crónico. También se estima que el 90% de las personas que presentan insomnio no reciben tratamiento adecuado.

Os damos una serie de consejos para dormir bien y evitar insomnio:

  • Procure levantarse siempre a la misma hora. El hábito le ayudará a dormir. No se acueste ni intente dormir hasta que no tenga sueño.
  • No duerma durante el día. Por la mañana limite el tiempo de permanencia en la cama si no duerme. No utilice su dormitorio durante el día.
  • Haga ejercicio diariamente a primera hora del día. No practique ejercicio justo antes de acostarse.
  • Evite comidas copiosas a la hora de acostarse, pero tampoco se acueste con hambre. Un vaso de leche tibia puede ayudar a conciliar el sueño.
  • Tome solo cafeína por la mañana y en cantidades limitadas.
  • No beba alcohol, al menos cuatro horas antes de acostarse. La ingesta excesiva de alcohol aunque produce somnolencia, es causa frecuente de despertares nocturnos.
  • Mantenga la habitación en condiciones óptimas para dormir (sin ruido, temperatura alrededor de 20º, sin exceso de luz).
  • Realice rituales antes de irse a la cama (cepillar los dientes, lavarse). Un baño caliente antes de acostarse le ayudará a relajarse.
  • Al acostarse practique una actividad que le relaje como escuchar música suave, leer textos sencillos, etcétera.
  • Duerma con prendas cómodas que no le molesten ni aprieten.