lunes, 25 de agosto de 2014

4 ejercicios para fortalecerte en la piscina.



  • Correr en el agua. Usando un chaleco o cinturón flotador, correr por la piscina sin que los pies lleguen a tocar el suelo. Es una actividad libre de impactos que reforzará nuestra zona abdominal y trabaja la resistencia muscular de brazos y piernas conjuntamente. Es importante que la ejecución del ejercicio sea correcta y hagamos el movimiento de correr, no de pedalear.
  • Hidropower. Consiste en la realización de ejercicios aeróbicos de alta intensidad, algo similar a una gimnasia acuática, con saltos, agachándose, coordinando movimientos con las extremidades, y con poca pausa para descansar entre ejercicios. Al trabajarse intensidades elevadas, se quema una gran cantidad de calorías. Es conveniente hacerlo con un monitor.
  • Abdominales. Un clásico dentro de la piscina. Aprovechando la escalera o las barras que tienen algunas piscinas acondicionadas, sujetarnos y hacer abdominales como si de una máquina de gimnasio se tratara. Fortalecer esa zona del cuerpo ayudará a dar estabilidad a nuestra carrera y ganar equilibrio, lo que se traducirá en una mejor técnica de carrera.
  • Aqua-volley. Una modalidad mucho más divertida que se puede realizar con amigos. No es más que un partido de voleiból dentro de la piscina, en este caso con el agua a la altura de la cintura. Trabajamos la musculatura del tren inferior, ya que ofrece resistencia en los saltos y desplazamientos, y además evitamos el impacto al caer.