domingo, 27 de julio de 2014

¿Cuánta grasa podemos perder a la semana sin correr peligro?


Cuando una persona quiere adelgazar suele ocurrir que se obsesiona con la pérdida de peso en el día a día, queriendo alcanzar metas de manera apresurada. Antes de embarcarse en un programa de pérdida de peso hay que analizar la situación y ser realistas. Los estudios aseguran que apuntando en un papel los objetivos que tenemos que cumplir periódicamente ayuda a la consecución final del reto. Así, controlar el peso cada semana o quincenalmente puede resultar útil para saber a qué velocidad estamos perdiendo grasa, pero no hay que limitarse únicamente a pesarse sobre la báscula, ya que ésta no refleja con suficiente exactitud los cambios que se producen en la composición corporal.

Es buen hábito evitar los controles de peso con una mayor frecuencia porque puede ocasionar que el sujeto derive en una obsesión que le perjudique y vaya contra su propio objetivo. Así, la pérdida total de peso por semana debe ser, como mucho, de 2 kilogramos la primera semana, pero esto es debido a la pérdida de glucógeno y agua que lo acompaña (0,5 kg de glucógeno se almacenan utilizando 2 kg de agua). Por ello, es conveniente evitar pérdidas superiores a 1 kilogramo de grasa por semana. Una pérdida de peso más rápida, por lo general, sugiere una disminución del tejido magro, de tal manera que habría que incrementar la ingesta calórica en 250-500 calorías por día para enlentecer dicha pérdida ponderal hasta unos niveles considerados saludables.