lunes, 28 de julio de 2014

Así debe alimentarse un corredor diabético.



Una de las preocupaciones constantes de los corredores diabéticos es la alimentación. El contenido de hidratos de carbono, grasas y proteínas que debe tener la dieta se elabora en base a las recomendaciones establecidas por la American Diabetes Association. Las resumimos en estos puntos:

• En líneas generales podemos recomendar que la dieta contenga un 60% de hidratos de carbono y el resto repartido de forma equilibrada entre proteínas y grasas.

• El azúcar común (sacarosa) debe ser evitado por los diabéticos aunque los últimos estudios indican que su consumo moderado no parece elevar
demasiado las cifras de glucosa posteriores a las comidas.

• Lo realmente importante en la dieta del diabético (como sucede con cualquier otro régimen dietético) es que se mantenga a largo plazo. Si el régimen se sigue con normalidad, no es demasiado grave que una o dos comidas se salgan de lo establecido por el endocrino.  Por eso es por lo que un joven diabético puede tomar un postre dulce (generalmente desaconsejado) en alguna ocasión especial siempre y cuando se reanude su dieta al día siguiente.

• En el caso de los diabéticos insulinodependientes, adquiere importancia la distribución de la alimentación a lo largo del día para evitar así las situaciones de hipoglucemia. Entre los consejos, en ese sentido, destaca el de realizar cuatro comidas cada día, es decir, hacer merienda-cena y comer algo otra vez antes de irnos a dormir. A estos pacientes se les recomienda ingerir un 20% del total de la dieta diaria en el desayuno, un 40% en la comida, un 30% en la cena y un 10% antes de irse a la cama.