miércoles, 23 de abril de 2014

Mantener la motivación.

Trata siempre de divertirte al correr.

En ocasiones empezamos a correr con mucha motivación y energía pero tras varios días, muchos corredores pierden la motivación, se cansan de la rutina o se ponen metas demasiado altas que pronto les desaniman.

Ponerse un objetivo es muy importante, pero has de ser sincero contigo mismo y saber cuales son tus posibilidades. Busca lograr aquello que esté dentro de tus posibilidades. 

Busca objetivos atractivos a corto plazo para mantener la motivación, cambia tu ruta, disfruta de lugares nuevos para correr, trata de correr con
compañeros, que harán del entrenamiento un momento más social y divertido y te ayudará a mantenerte. 

Los errores no deben desanimarte, forma parte de la experiencia y te harán mejor corredor, trata de anticiparte a ellos, analízalos y sácales provecho. Practica otros deportes para no obsesionarte o saturarte con la carrera a pie.

Apunta tus progresos y metas conseguidas, conocerlas te hará sentir orgulloso y te empujará a seguir progresando.

Y por ultimo trata siempre de divertirte, no corras por obligación y a disgusto, cuanto más disfrutes más rendirás. Cada uno corre por motivos distintos, céntrate en los tuyos y disfruta.