miércoles, 23 de abril de 2014

Como realizar abdominales completos.

Es mejor realizar menos ejercicios pero correctamente.

Conseguir unos abdominales fuertes y tonificados requiere mucha constancia y esfuerzo. Por ello hay algunos consejos que debes seguir para que tus ejercicios sean efectivos tanto a nivel estético como de fuerza. Es fundamental hacer tres tipos de ejercicios abdominales: primero, las flexiones de tronco que desarrollan el músculo recto del abdomen (por ejemplo, tumbados desplazando las extremidades inferiores hacia atrás  y elevando los glúteos); segundo, los ejercicios de rotación y flexión lateral para desarrollar los músculos oblicuos; y tercero, los ejercicios de estabilización raquídea, por ejemplo, realizando trabajo abdominal sobre superficies dinámicas como pelotas gigantes o plataformas basculantes. 

Es muy importantes realizar estos ejercicios en posiciones correctas y atender a la intensidad adecuada para nuestro estado físico; es mejor
realizar menos ejercicios pero correctamente. También debemos equilibrar la ejecución según nuestras necesidades con más repeticiones o con peso externo. 

Es recomendable acompañar los ejercicios con una reducción de la ingesta calórica para reducir grasas. Así, al aumentar el gasto de calorías con los ejercicios abdominales, se producirá un déficit y con ello, perderemos grasa. 

También es recomendable realizar un ejercicio aeróbico que acompañe a nuestras sesiones de abdominales; los aeróbicos son aquellos ejercicios que implican un uso importante de oxígeno en su realización y que, a partir de unos 40 minutos de realización, benefician el gasto de grasa. 

Los músculos que componen las abdominales participan en funciones tan importantes como la ventilación pulmonar o la movilización del tronco; permitiendo los movimientos laterales de la columna. De manera que unas abdominales desarrolladas disminuyen la probabilidad de adoptar malas posturas al correr o de lesionarnos al levantar peso.