martes, 4 de marzo de 2014

Ten en cuenta al comprar tus zapatillas para correr.

Es importante tener zapatillas adecuadas.

Si no tienes mucha experiencia, acércate a una tienda especializada. Mucho mejor si tiene corredores entre sus dependientes.

Si puedes, hazte un análisis básico biomecánico y de apoyo. Ya hay muchas tiendas y centros especializados que te lo hacen con una compra mínima.

Cuando llegues a la tienda, ten claro si necesitas un modelo de entrenamiento, competición, mixto o varios de ellos.

No te dejes cegar por una marca en concreto, y mucho menos por la moda. El modelo de una marca que te fue bien en su momento, puede...
tener una mejor alternativa en la gama de una marca nueva.

Un buen consejo es tener más de un par, al menos de entrenamiento.

Las cargas diarias son menores y duran más porque los materiales se pueden “recuperar” mejor, aparte de que necesitas alternativa si una se está lavando o secando por al aguacero de ayer o la nieve del otro día.

Si entrenas normalmente en el campo o en la montaña, busca un modelo de trail, que son más duraderos y con mejor tracción.

Aunque las zapatillas ligeras suelen gustar más, para entrenar busca modelos más estables, sobre todo si tu pisada no es neutra.

Si entrenas mucho, es posible que termines necesitando plantillas correctivas para evitar lesiones o/y sobrecargas. Busca en ese caso un buen podólogo deportivo. Si ese es tu caso, busca zapatillas con plantillas extraíbles, tanto de competición como de entrenamiento.

Actualmente, tampoco es necesario gastarse una fortuna para tener una buena zapatilla. Muchas veces, buscando ofertas de modelos de la temporada pasada, encuentras verdaderas “compras maestras”.