lunes, 3 de diciembre de 2012

La Armada de Budapest

Ayad Lamdassem, en el centro de la imagen
Van a ganar. Hay una selección sólida y con hambre de triunfos. Lamdassem, Higuero, Guerra, Castillejo, Penti y Alberto Lozano componen un sexteto muy superior al resto de las selecciones que competirán el próximo domingo en el Europeo de cross. Es la Armada de Budapest, un colectivo que huele a oro por equipos. Hay incluso una seria opción de victoria individual porque Lamdassem está en un buen momento, ha aguantado la cara a etiopes y kenianos y sus rivales van a tener que correr mucho para descolgarlo.
Los rivales de España no atraviesan su mejor momento. Portugal se presenta con una selección entrada en años y sin José Rocha. A Francia le sucede lo mismo y a Reino Unido le pasa justo lo contrario; liderado por Jon Taylor, los británicos acuden con un equipo inexperto. Italia se apoya en Meucci pero no parece una formación sólida como para aspirar al oro por equipos.
Los dos hombres que entrena Antonio Serrano (Guerra e Higuero) están en forma. El mediofondista se ha tomado muy en serio este otoño su salto definitivo al fondo y es una amenaza para cualquiera: se le ve con hambre. Javi Guerra parece en progresión ascendente, es un todo un especialista y, si hay barro, hará mucho daño a sus rivales. Castillejo también llega en progresión, Alberto Lozano añade mucha frescura al grupo y Pentinel parece haber dejado atrás sus irregularidades.
Se anuncia una carrera con mucho frío. La noticia más triste de la carrera está en la participación del belga Bekele, actual campeón europeo, que comparecerá ente un tribunal de dopaje el 17 de diciembre por tres 'no presentados' en controles por sorpresa. Otro belga, Bashir Abdi (de origen somalí) y el turco/keniano Kemboi Arikan se postulan también como candidatos al título individual. El oro de Lamdassem se presenta más difícil que el oro de España por equipos.