miércoles, 12 de septiembre de 2012

La reina del 800

Mayte Martínez

Acaba de decir adiós. Mayte Martínez, la reina del 800, la chica que jamás se rindió, anuncia esta semana su adiós a las pistas. Una despedida amarga, porque las lesiones la han obligado a empaquetar las zapatillas de clavos. Pero un adiós lleno de dignidad, de orgullo por el mérito de su historial, una hoja de servicios llena de medallas.
Vi a Mayte entrenar una mañana, una fría mañana de Valladolid, en las pistas del río Esguevas. La atleta que surgió del frío, eso fue lo que me inspiró aquella mañana de noviembre, series de 200, sin clavos, pretemporada llena de dureza, bajo la atenta mirada, exigente, de Juan Carlos Granado, uno de esos forjadores de atletas a los que este país nunca agradece del todo su entrega. Vi pasión por el atletismo aquella mañana.
He hablado mucho con Mayte. La he visto pelear por llegar a Pekín, faltaban cuatro meses para la cita olímpica y la vallisoletana se volcaba en su recuperación, siempre en manos de Ángel Basas, gran triplista, gran fisio. Masaje, piscina, arena, laser, infrarrojos, plataformas inestables... no escatimó un solo esfuerzo.
Pero el esfuerzo siempre tiene recompensa, aunque nunca es inmediata. Lo vimos en Berlín. Mayte alcanzó la final del 800 de forma impensable, casi sin haberse entrenado en los últimos meses. En el Olympiastadion quedé maravillado por su clase, la que mostró en Sidney, su gran despegue. O en Osaka, su gran triunfo.
Los grandes atletas nunca se retiran del todo. Quedan en la memoria de los aficionados. Esa zancada llena de potencia, el tronco totalmente erguido, la cabeza hacia atrás, los brazos tirando con fuerza. Y las remontadas en la recta final. Eso no lo vamos a olvidar. Gracias por los recuerdos, Mayte. De corazón.

2 comentarios:

Lui Montes dijo...

Ha sido la mejor atleta española de siempre. Sus problemas musculares los compensaba con una cabeza mágica, una de las competidoras más seguras que he visto. Y además nunca dejó de obsequiarnos con su enorme sonrisa.

La echaremos de menos, mucho

Viejo dijo...

"de Juan Carlos Granado, uno de esos forjadores de atletas a los que este país nunca agradece del todo su entrega."
Pero Juan Carlos la recibió de Elías Reguero, estuvo con él de cadete, juvenil y júnior) al que seguramente se le agradece mucho menos su enorme labor con un gran núnero de atletas y desde hace muchísimos años.
Y sí Luis, Mayte ha sido la mejor en 800m. Mayte es fantástica.