viernes, 14 de septiembre de 2012

El mérito de los entrenadores

Antonio Postigo
Era un sábado por la mañana, eso lo recuerdo bien. Quizá septiembre. A final de temporada el club ADMarathon solía organizar un campeonato de final de temporada, en pista, para categorías menores, una extraordinaria iniciativa de promoción, de detección de talentos. Habíamos quedado en la calle Menéndez Pelayo. Recuerdo un coche naranja, un R-5 debía de ser, el coche de nuestro entrenador, Antonio Postigo, que vivía en la calle Menorca.
Ibamos a Orcasitas, allí estaba una de las primeras pistas de tartán que se construyeron en la provincia de Madrid. Año 1979, quizá. Yo iba a competir en un 80 vallas, infantil, una prueba que me ponía siempre muy nervioso. Venían en el coche también Florencio Gascón (que siempre ganaba el 100) e Iñaki Jáuregui, un talento extraordinario, vallista y velocista a la vez, que dejó el atletismo antes de tiempo, sin exprimir sus enormes facultades. Dos grandes tipos. Quizá venía alguno más porque los coches siempre solían ir llenos. Pero no lo recuerdo.
Estas cosas sólo se valoran con el tiempo, con los años. La entrega de los entrenadores. Lo que significa dedicar una mañana completa (seguramente habíamos quedado a las ocho o algo así) de un día de descanso a unos chavales. Lo que significa explicar a una familia que no te esperen a comer porque no sabes cuándo vas a volver. Por unos muchachos. El atletismo 'amateur', el deporte por el deporte. Ahí está la explicación de mi admiración, ciega, por los entrenadores.
¿Por qué cuento esto? Porque me envía mi amigo José Luis López, otro enfermo de las pistas, otro apasionado (nos conocimos en los ochenta) del tartán, un excelente programa para las elecciones a la Asamblea. Más de 100 propuestas para sacar adelante el atletismo español, hundido precisamente por ignorar a los técnicos, 24 años de odriozolismo sin director técnico, ni seleccionador. Ninguneo total a los entrenadores. Enhorabuena, José Luis. Buenas propuestas. Mereces el voto de los entrenadores y entrar en la Asamblea.

2 comentarios:

Jesús Francisco Aguilera Moreno dijo...

Fundamental y olvidado el papel de los entrenadores. Una pena.

Ignacio, ¿habría alguna posibilidad de que me pasaras el contacto de José Luis a mi correo? Es para intentar que sea protagonista de una de mis entrevista en Mis Atletas.

Mi correo es aguijers@hotmail.com

Un abrazo

Jaime Lopez dijo...

Ser entrenador es puro altruismo, es una emoción donde el razonamiento tanto trabajas tanto ganas no existe, encima si haces lo que tienes que hacer con jovenes atletas en un principio no hay ni resultados, muchas veces estas solo sin ninguna recompensa, incluso dudas de tus conocimientos, tienes que ir constantemente a tus antiguos precesesores para anclarte a fuentes antiguas y fundamentales.
los entrenadores son la base que está detrás del escenario donde actuan los artistas (atletas) ante el público. Se me quedo grabada la imagen de la bronca de Bolt a su entrenador (un hombre muy mayor) porque habia quedado segundo en las pruebas de clasificación celebradas en Jamaica para la Olimpiada de Londres.... Un mes despues la planificación del entrenador abroncado llevo a Usain Bolt a ir a recoger(practicamente con una placidez y superioridad aplastante)las medallas de oro olimpicas
Y para finalizar la implicacion del atleta con el atletismo es mucho pero la del entrenador con sus atletas en muchas ocasiones es superior.