viernes, 29 de junio de 2012

La clase de Ruth

Ruth Beitia

Es la imagen del deporte español. Entre la victoria de La Roja en fútbol y la derrota de Nadal en Wimbledon, una chica de Santander ha situado a España en el mapa del atletismo internacional. La victoria de Ruth Beitia, esa medalla de oro que buscaba desde hace años en los campeonatos de verano, ha llegado gracias a su experiencia pero sobre todo gracias a su clase.
Beitia es la nueva campeona europea de salto de altura, con 1,97. Y lo ha logrado con mucha cabeza, sabiendo que los intentos válidos a la primera son decisivos en los grandes concursos. Pero yo aquí no sólo quiero destacar su clase atlética. Prefiero resaltar ahora su clase humana, porque la atleta cántabra ha sido siempre la elegancia personificada. Jamás me ha negado una entrevista, siempre atiende el teléfono y nunca rehúsa una pregunta difícil, ya sea sobre sus rivales, sobre las famosas operaciones antidopaje, sobre la gestión de la federación de atletismo o lo que fuere. Por eso me he alegrado tremendamente de ese oro que se ha colgado al cuello en la tarde finlandesa, en ese estadio de Helsinki que huele a Nurmi y a jabalina. Un templo del atletismo y uno de los escenarios más hermosos para ser campeona. Enhorabuena, Ruth, de corazón.

2 comentarios:

C.A.Francoli dijo...

se merecia una medalla como esa Ruth!! Ha sido muy emocionante, con la noruega apretando hasta el final.

Anónimo dijo...

Estoy contento por su victoria y porque se va a retirar del atletismo con buen sabor de boca al lograr un metal al aire libre, su espina.

Por contra, aunque es un triunfo muy importante, cabe destacar que no había nadie importante en ese torneo a parte de Emma Green. Chicherova, Vlasic, Friedrich, Di Martino... de haber estado cualquiera de ellas siento decir que, sin duda alguna, Ruth no habría sido oro. Es por eso que lo veo como un triunfo importante y legítimo, pero a la vez no pienso que moralmente la llene tanto como otros podios que ha conseguido.

Carlos