lunes, 19 de marzo de 2012

La hora de Chema Martínez

Chema Martínez, en el Maratón de Madrid 2008
Confieso mi debilidad por Chema Martínez. Tampoco es que sea un secreto. Le agradeceré siempre aquella mañana de primavera en 2008, cuando Madrid aún se desperezaba y nos dio a todos una lección de maratón. Seguí aquella prueba en una de las motos de cabeza de carrera y jamás la olvidaré. Chema iba embutido en un grupo de más de 15 africanos al paso por El Corte Inglés de la Castellana y terminó descolgándolos a todos, uno por uno. Ganó con 2h12', un crono de altura, por la dureza de los cinco kilómetros finales, por la temperatura, por la altitud, por la locura de los cambios de ritmo, demenciales, de los kenianos que iban junto a él.
He escrito ya alguna vez cómo me impresionaron las pisadas del madrileño (tengo grabada la imagen de que sus zapatillas eran rosas pero ahora veo en la fotografía que también eran azules), en las duras cuestas de los kilómetros finales, ascendiendo hacia el Retiro, impulsando de puntillas, todavía con potencia después de 41 kilómetros en los gemelos. Ese ruido seco de las zapatillas de los corredores sobre el asfalto, en el silencio de la mañana, me sigue poniendo la carne de gallina. Es la magia del maratón.
Cuarenta años. Y ahí sigue, incrustado en la élite, apunto de perder su condición de número uno del maratón español a manos del imparable Carles Castillejo. Bragado y él son un excelente faro para los atletas jóvenes. Trabajo, sensatez, profesionalidad. Modelos a imitar si quieres durar en este negocio.
¿Qué puede hacer Chema el domingo en Barcelona? Lo desconozco. Aún no he querido hablar con él, ni con su entrenador. Supongo que debe encontrarse en un valor aproximado de 2h11'. Pero el maratón es una de las apuestas más arriesgadas. No sé la temperatura que puede hacer el domingo en Barcelona durante la carrera. ¿10 grados? ¿15? Será un factor importante. Ya lo dejó escrito Martín Fiz: "Para correr un buen maratón tienes que pasar frío en la línea de salida".
La triste lesión de Rafa Iglesias (le envío un fuerte abrazo desde aquí y le recuerdo que la paciencia es la virtud de los fuertes) y el choque de Lamdassem con el muro ha dejado más abierta que nunca la selección olímpica. El domingo Chema dispone de una gran oportunidad de mostrar su forma, lograr un buen crono y hacer que su experiencia competitiva (no defrauda en los grandes campeonatos) pese de cara a Londres.
Lo que sí sé es que la carrera del próximo domingo va a ser preciosa. Otro campeonato de España. Jaume Leiva está en un momento de forma ascendente, juega en casa y puede sorprender con un gran crono. José Carlos Hernández, el canario, también está en un momento dulce y tiene experiencia.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

se podrá seguir la prueba por algun canal de televisión? gracias...

Rafa dijo...

Jose Carlos Henandez el primer español en Barcelona!!

Albert Riera dijo...

Ahí estaremos animando a Chema y a Jaume Leiva.

Anónimo dijo...

I RUN WITH LEIVA!!!

Anónimo dijo...

Muy sensato, tanto como Alessandra Aguilar. Mucha suerte para Jose Carlos Hernández, en gran momento de forma...

Anónimo dijo...

I WILL RUN WITH LEIVA ALSO. Jaume, demuestra lo que tienes dentro

Anónimo dijo...

ENJOY JAUME!