domingo, 18 de marzo de 2012

La auténtica religión de Japón

Arata Fujiwara, este año en el Maratón de Tokio

Me encanta el maratón japonés. Es la religión nacional. Deberíamos copiar muchas cosas de ellos porque han sabido mantener una gran tradición con el paso de las décadas. En el grupo de cabeza del maratón olímpico, este verano, habrá japoneses y japonesas. Siempre los hay.
Y me gusta que hayan elegido ya su selección para Londres. Con tiempo.
Aquí están los seis representantes de Japón para el maratón olímpico. Jóvenes y con mucha clase:

Arata Fujiwara, 30 años, 2h07:48.
Ryo Yamamoto, 27 años, 2h08:44.
Kentaro Nakamoto, 29 años, 2h09:31.

Mujeres

Risa Shigetomo, 24 años, 2h23:23.
Yoshimi Ozaki, 30 años, 2h23:30.
Ryoko Kizaki, 26 años, 2h26:32. 

7 comentarios:

Anónimo dijo...

me gustan tus textos, pero exageras con lo de religión en el maratón japonés. entonces que dirias del sumo o de artes marciales?

Ignacio Romo dijo...

Anónimo, aún recuerdo a los periodistas japoneses escribiendo historias diarias en los Juegos de Barcelona cuando aún faltaban dos semanas para el maratón. Mainichi. Es una palabra sagrada.

Pablo Villalobos dijo...

Ignacio, si se le antoja excesivo puede cambiar religión por forma de vida, la maratón, su preparación, cumple con la filosofía de vida japonesa: esfuerzo, dedicación, ...

Ignacio Romo dijo...

Pablo, aquí cada uno que se exprese libremente. El maratón en Japón, la jabalina en Finlandia, el rugby en Nueva Zelanda, el hockey hielo en Canadá... Son religiones. Así es como yo lo veo. Un abrazo grande, espero que vaya todo bien :))

Ignacio Romo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pedro dijo...

Es increíble la cantidad de gente que tiene Japón entre 1h00' -1h03" en media maratón, de ahí que tengan bastantes sub 2h10'en Maratón. Sin embargo en distancias de 10K o 5k no encuentro a tantos, ¿se dedican solo a la Maratón?. Supongo que de la cantidad sale la calidad.

Terence Doherty dijo...

ignacio, i agree with you: the marathon it is more than a way of life: it is what guides the decisions of those participating as well as observing; other distances do not have the same following nor beauty. their training methods border on meditative prayer (hours and hours of walks for which you will wake before sunrise), rigid self-control, etc. it is both a source of beauty and something that can border on the ugliest of human existence (the japanese coach who slapped his female athlete on a street corner in edinburgh for wishing to end her session -years ago-).

no other distance hold the same esteem in japan, that is why you see very little japanese success in anything other than half-marathon and marathon. no other race fits their "belief system". the best are converted into gods.