jueves, 1 de diciembre de 2011

Fukuoka: el estreno del nómada

Alistair Cragg

Es un atleta diferente Alistair Cragg. Un nómada. Un irlandés que nunca ha vivido en Irlanda. Un hombre que corrió en 13:03 en Bruselas hace dos meses (récord nacional de 5.000 metros) y el sábado quiere estrenarse en Japón en el elitista, exquisito, limitado, legendario, Maratón Internacional de Fukuoka. La pasada primavera no fue capaz de terminar el Maratón de Boston: pasó los 15 primeros kilómetros a ritmo de récord mundial, se le llenaron los pies de ampollas con sangre, reventó.
¿Qué sabemos de Cragg? Los españoles, bastante. Lo vimos ganar el oro de los Europeos de pista cubierta (ay, la añoranza de ese Palacio de Deportes, ya perdido para el atletismo) en Madrid hace siete años. Hizo 7:46 (tiene 7:38 de marca personal) y se subió al cajón más alto.
Jesús España conoce bien a Cragg. Cuando el de Valdemoro se proclamó campeón de Europa de 5.000 en 2006, el irlandés era uno de sus rivales más peligrosos, pero una lesión en el tendón de Aquiles tumbó al fondista de camiseta verde a dos vueltas del final.
¿Por qué es especial Cragg? Porque es un nómada. De origen irlandés, nació en Suráfrica y pasó una infancia  y adolescencia muy dura en el pais africano. Después estuvo en londres, como un auténtico homeless. Pasaba noches en casa de un hermano y pedía cobijo en casas de amigos. Durante meses vivió sin domicilio.
Probó suerte en América. Al principio le fue mal.No encajó en una universidad religiosa de Dallas y se largó. Terminó aterrizando en la Universidad de Arkansas y enseguida conectó con el sabio John McDonnell, uno de esos mitos, como Jumbo Elliott, Bowermann, Chaplin... del atletismo universitario.
Su primera conversación con McDonnell fue así:

- Quiero ir a los Juegos de Atenas, coach.
- Eso es muy difícil amigo, olvídese.
- Es muy sueño.
- Queda muy poco tiempo.
- Ya, pero tengo pasaporte irlandés. Sólo necesito la mínima.

Cragg habla claro. "En Fukuoka, salgo a bajar de 2h10'", así lo ha dicho. Él va cumpliendo sus sueños poco a poco. En Bruselas hizo un gran 5.000 en septiembre. Antes, en marzo protagonizó un debut espectacular en la Media Maratón de Nueva York (1h00:49). Y el sábado por la noche le llega la hora de la verdad. Ya se golpeó en Boston con el muro: 42,195 kilómetros. A mi me cae bien y le deseo suerte. All the best, Alistair!!

4 comentarios:

RA dijo...

Muchos son los llamados pero pocos los escogidos.

Toni Tom dijo...

Y si juntamos a este con Ryan Hall... menudas dos patas pa un banco.

Pablo Villalobos dijo...

Por si le queréis seguir en Twitter @alistaircragg y también anda por FB ;-)

Hebert - paginas web dijo...

WOW eso si que es un atleta jeje.. yo a duras penas corro 6 metros y ya ando con la lengua afuera jeje