viernes, 9 de diciembre de 2011

Cumple un año la 'operación Galgo'

Entrada de los 14 detenidos en los Juzgados.  efe
Los 14 detenidos son introducidos en los Juzgados de Plaza de Castilla.

La escena es digna de una película policíaca. Nueve de la mañana. Hace exactamente un año, un coche se dirigía hacia El Escorial. Lo conduce un entrenador de atletismo, Manuel Pascua, quien va acompañado del plusmarquista español de 5.000 metros, Alemayehu Bezabeh. Se dirigen –como confesará esa misma noche el atleta en el despacho de Odriozola, el presidente de la Española– a realizar una sesión de dopaje sanguíneo. La Guardia Civil les sigue. Meses de trabajo de la UCO, cuyas escuchas telefónicas autorizaba cada mes el Juzgado número 24 de Madrid, están a punto de cristalizar.
Los agentes detienen el coche y evitan el acto de dopaje [Bezabeh iba a liderar la selección española días después en el Europeo de cross]. Estos dos protagonistas han sido los grandes afectados de la operación Galgo. Aunque la federación trató de evitar la sanción a Bezabeh –un comité llegó a absolverlo del todo– el Consejo Superior de Deportes actuó para que la infracción no quedara sin castigo. El fondista volverá a competir en un año tras cumplir 2 de sanción.
Marta Domínguez, recientemente elegida como senadora en las filas del Partido Popular, fue la imagen mediática de la operación. Sin embargo, la juez Pérez Barrios ha archivado las causas por las que estuvo imputada. Domínguez se liberó primero de la imputación del delito de suministro de dopaje. Más tarde la juez archivó la imputación de delito fiscal.Respecto a si la palentina se dopó o no, el asunto nunca pudo ser esclarecido. Albert Soler, el último secretario de Estado para el Deporte, solicitó las pruebas. La juez no se las proporcionó.
Es posible que ya nunca se pueda dilucidar qué había de cierto en las famosas palabras que escribió la magistrada en su auto, “la indiciaria prescripción y suministro a Marta Domínguez de un conjunto de sustancias, entre otras, hormona del crecimiento y EPO, conforme a un plan de dopaje cíclico de 40 días que debía terminar 9 días antes de las competiciones”. Marta sigue sin poder contar con su anterior entrenador, todavía imputado por dopaje.

5 comentarios:

Slow runner dijo...

Al final se ha demostrado que lo importante no es que te dopes o no, sinó que no te pillen; y en eso la galga de la cinta rosa es la reina.
Al pardillo de Alemayehu Bezabeh, sin llegar a doparse lo cazaron, y todos los demás caraduras se las ingeniaron para que no los pillaran con pruebas concluyentes, y se han salido de rositas.
Se demuestra una vez más, que esto es un pais de listillos y sinvergüenzas, y M.D. es la number one.

Anónimo dijo...

Firmo punto por punto lo que acabas de escribir.

Anónimo dijo...

Pues nada, arrestemos a todos aquellos a los que 'no han pillado', que son unos caraduras....

Y luego, les quitamos el carnet de conducir a todos los que no tengan ni una multa, que a saber lo que habrán hecho.....

Y ya que estamos, luego, embargamos el piso a todos los que no han dejado de pagar su hipoteca, que de algún sitio estarán sacando la pasta, digo yo.

Paulo dijo...

No entiendo porqué sancionaron a Bezabeh si no consumó el dopaje, ¿ Con la intención basta?.

Ignacio Romo dijo...

Paulo, la tentavia de dopaje probada son dos años de sanción. Sucedió también con Paquillo, pero él confesó y se libró de un año.