viernes, 30 de septiembre de 2011

Envidia

Cuelgo una colaboración que me envía para el blog Raúl Gil, atleta y periodista especilizado en atletismo. Resume sus emociones después de presenciar en Bruselas la prueba final de la Golden League, el espectacular Memorial Van Damme de este año.


En primer lugar, quiero agradecer a Ignacio Romo que me permita transmitir en su blog las sensaciones que viví en el estadio Rey Balduino. Allí, en Bruselas, tuve la fortuna de presenciar la última prueba de la Diamond League. El sentimiento generalizado que tuve toda esa tarde-noche se resume en uno de los pecados capitales: la envidia.
Sentí envidia por estar rodeado de alrededor de 50.000 personas ávidas de disfrutar del mejor atletismo. Envidia por haber más gente en las gradas a primera hora de la tarde viendo las pruebas de menores que en las reuniones de Madrid o Barcelona, por ejemplo. Envidia por observar tantas pruebas, tantas carreras y concursos de excelsa calidad que mis ojos no daban abasto. Envidia por la organización y el espectáculo de, quizás, la mejor prueba de atletismo del mundo. Envidia por comprobar la emoción y cariño que el público belga profesa a sus compatriotas, los hermanos Borlée, con ovaciones mayores que las que ofrecieron al propio Usain Bolt. Envidia por tantas y tantas cosas que no acabaría nunca. Pero esa sensación que recorría mi cuerpo, ese sentimiento que llegaba hasta mi mente era sano. Por desgracia, no como nuestro atletismo.

13 comentarios:

Slow Runner dijo...

Me da pena decir esto, pero por desgracia, tenemos el atletismo que nos merecemos.
Podemos criticar y con razón a la RFEA, a la falta de promoción de base, al nulo interés de los medios, al dopping, a la falta de estrellas patrias etc, etc.
En mi opinión, todo es más bién una cuestion de cultura atlética deportiva, en la cual Bélgica nos gana por goleada. Dudo mucho que en España, si trajeramos a las mísmas figuras que en el meeting de Bruselas, acudieran al estadio más de 15000 espectadores. Eso si, si fuera un partido de futbol seguro que sería un éxito. Somos el pais de los futboleros,la PlayStation y la Belén Esteban, es lo que hay!

Anónimo dijo...

Si solo hay que pasarse por las pistas de atletismo... un ejemplo, las pistas municipales de Madrid. El año pasado se pagaba una tasa anual de 36€. Y este año, una de 276€. Y las pistas sigues con los mismos agujeros, tartán roto, la cuerda de aluminio, desaparecida (¿robada?) desde hace años, no sacan el material de vallas, salto, ni se motiva al personal de pistas a hacerlo... así que a pocos crios, y menos aún, adolescentes, vemos entrenar.. Pero eso sí, Madrid olímpico, jajaaja, me parrrto!!

Anónimo dijo...

Estadios de Atletismo sólo hay el Olímpico de Montjuich y sólo hay que ver la gente que va al meeting de Barcelona. El de Madrid se hace en Moratalaz y pese a la promoción de todo tipo con regalo de entradas acuden 3.000-4.000?? personas en el mejor de los casos. El récord del mundo de Isimbayedga en Vallehermoso lo presenciaron 500-1.000 personas....
Hay muchas, demasiadas, cosas en el atletismo que fallan pero sin embargo en el pasado no tan pasado había una cosa que funcionaba bien yera la asistencia de público a Vallehermoso a los Trofeos Canguro o Vallermoso, a los encuentros internacionales entre países ¿que donde están por ejemplo? o más recientemente a los Villa de Madrid o al Europeo de Pista Cubierta. La dejadez, la despreocupación, el nulo contacto con los medios y la imposibilidad de vender enfretameintos directos atractivos pues con los managers hemos topado, han logrado que los mitines por muchas figuras que traigan no sean atractivos, pues como muy bien dice Slow Runner lo que falta en España a todoas luces es CULTURA DEPORTIVA. Solo nos interesan los Alonso y los Nadal...y cuando ganan.

Anónimo dijo...

¿Alguno de los anteriores intervinientes puede indicar que culpa(aspecto negativo) tiene la RFEA en que no vaya la gente a los "meetings" en España?
Unipublic estuvo durante los mejores años de bonanza económica, explotando las principales reuniones atléticas en España: Coruña, Madrid, Barcelona, Salamanca, Jerez, Getxo (esta no se si era Unipublic)...y bien que lo explotó; presupuestos impresionantes, que teniendo buena participación, nunca se reflejaban en el nº ni calidad de los atletas. Explotaron la burbuja. La RFEA se hizo con algunos meetings y gracias a ello, empezaron a correr un montón de atletas españoles, que de otro modo no podían soñar participar en una reunión de ese nivel, frente a rivales de ese nivel y con series"B", con liebres para españoles con algunos extranjeros que podrían correr en la serie"A" perfectamente. Antes de esto, eso no era así. De esos años, salieron algunas de las mejores marcas que figuran en el ranking español de siempre.
Llevo muchísimos años viendo la misma actitud de los propios atletas, frente a la asistencia a los estadios:"A ver si fulanito me consigue una entrada", "corre mi amigo X, le diré que me pase su acreditación desde dentro", etc; y todo por no pagar 5 míseros euros. Si no colaboramos nosotros mismos, ¿que podemos pedir?
¿Los trofeos Canguro, Vallehermoso, encuentros, miércoles del INEF? Estamos en 2011 y la sociedad y la oferta de ocio han cambiado radicalmente desde entonces...somos románticos del atletismo, pero no seamos ilusos.En fin el debate sería demasiado amplio, incierto y tal vez, estéril.

-Caminos sin fin-

Anónimo dijo...

Por cierto, muy buena la aportación de Raúl Gil. Pídele más cosas (para Público mejor, así le pagan) los lectores lo agradecerán.

-Caminos sin fin-

Anónimo dijo...

Para el comentario nº4:
No es cuestión solo de que sea la federación, estamos hablando de generar una cultura del deporte, empezando por las instituciones locales, que fomenten DEPORTE BASE en las instalaciones municipales ( y que no disfracen la privatización de una pista de atletismo, y su conversión en las rentables pistas de padel y tenis futuribles), de generar interés en las escuelas, haciendo cada X tiempo un "encuentro" entre escuelas de barrio, como hacía el equipo Larios en los 90 (por cierto, eso facilitaba que pudiéramos entrenar en Aluche, y que algunos chavales se engancharan al atletismo), sin necesidad de grandes inversiones, y todo eso lo podía facilitar la federación regional, y la buena voluntad de los clubes, y de los aficionados que voluntariamente (sin necesidad de dinero, vamos, por amor al arte, algo muy distinto al deporte negocio...) participaban en organizar estos encuentros en los barrios, como el de Aluche. Facilitando la entrada a las instalaciones, y no dificultándola, se conseguía tener más chavales en las pistas, y menos en el botellón. Cuando esta dinámica se rompió, la pistas se quedaron vacías, se han ido degradando, y hoy prácticamente solo las utilizan los opositores para bombero-policía, y se ven pocos chavales, y poco interés en hacer el trabajo en las escuelas municipales.
¿Quien facilita que haya entrenadores para el deporte base (No solo el atletismo) Creo que la federación, de poco tirando a nada... se puede hacer mucho más, buscar convenios para que no cueste más dinero del necesario, y facilitar el uso de las instalaciones, y no ponerlo a precios prohibitivos... no creo que sea necesario volver a los tiempos de unipublic y grandes inversiones, sino equipos federativos, municipales, y clubs de atletismo con voluntad de buscar formulas para que tengamos buen nivel de base, y gente que disfrute no solo de carreras populares, sino también de carreras, concursos , saltos, y deporte base en los barrios, sin necesidad de tener un modelo de deporte negocio. Y quizás así podríamos disfrutar del ambiente que describe Raíl Gil en su texto...

Ignacio Romo dijo...

Para los anónimos que han atacado a Raúl, simplemente quiero decir que es un gran apasionado del atletismo, que sabe mucho de nuestro deporte y que ha escrito artículos (y buenos) en 'Público' y en varias revistas.
Sigo con mi política de no borrar los anónimos porque quiero que aquí se exprese la gente en libertad.
Por supuesto cuando haya insultos o faltas de respeto los borraré, pero tengo que decir que, al menos, por lo general sois anónimos educados, que no está mal para los tiempos que corren.

Ignacio Romo dijo...

¡Ah! Y respecto al deterioro del calendario español, ya he escrito muchas veces que ha sido un error eliminar:

- Los encuentros entre naciones
- El Gran Premio RFEA / miércoles del INEF, etc.
- Los grandes meetings que organizó Unipublic
- Los Madrid-Barcelona-Lisboa.

Es triste pero es que Odriozola ha dejado esto seco. En España no queda temporada de pista, no hay competiciones con tradición y eso está matando a los aficionados.

Anónimo dijo...

El censor de el artículo sobre Tin tín debe ser racista:

¿Es malo recordar a Joseph Conrad y En el corazón de las tinieblas?

¿Es malo recordar qué era el Congo belga?

¿Es malo recordar el horrible trato inflingido a los nativos?

Esto es lo que se censura según los caprichos a veces provocados por una formación muy limitada.

Para ustedes hacen... lo que faltaba, que ya no se pudiera ser ni antiracista ni anticuentista...

En cambio demenciales comentarios racistas, con todas las comas

Ignacio Romo dijo...

Yo no sé de qué artículo de Tintín está hablando en el último comentario

Anónimo dijo...

Está claro que la RFEA podría hacer algo más, eso siempre hay que pedírselo a cualquier institución en cualquier ámbito de la sociedad; pero en el deporte base la ley deriva hacia las autonomías, la potestad sobre el deporte base.
Lo de las instalaciones en algunas ciudades es lamentable, en el caso de Madrid es sangrante.
En Aluche robaron la cuerda y si no me equivoco, aún no se ha repuesto. Muy buena pista por cierto.
La supervivencia de muchísimos clubes, depende casi siempre de trabajo altruista de algunos entusiastas que quedamos por ahí, con la ayuda de algún padre. Situación de corto recorrido y más ahora que los ayuntamientos están a dos velas.
Ignacio, tu sigues con tu cruzada personal, pero debes reconocer que muchas pruebas que reclama tu sentimentalismo atlético (conozco bien ese sentimiento) es imposible en muchos casos y muy difícil en otros, que se puedan recuperar. Esté Odriozola o no. Recuerda que estamos en 2011, no en 1980 (como sabes en los miércoles del INEF se hicieron mínimas Olímpicas, Páez para Moscú, por ejemplo).

-Caminos sin fin-

Ignacio Romo dijo...

Anónimo, tu último mensaje es acertado. Pero yo no voy a perder jamás mi sentimentalismo atlético, como tú lo has llamado. Eso va en la sangre.

Isaías dijo...

Que un amante del atletismo como Raúl Gil haga una entrada en el blog de Ignacio Romo en Corricolari es agradable y motivo de satisfacción. Que esa entrada lo sea para manifestar una cierta envidia tras ver la reunión de Bruselas es compresible. Que su opinión sea motivo de intercambio de opiniones acerca de los numerosos males que acechan al atletismo español es también bueno. No lo es tanto, desde mi opinión, defender y considerar que todo está bien y que la culpa es de otros. Algo o mucho se habrá hecho mal para que se hable tan poco de atletismo, para que se acuda en tan escaso número a ver atletismo cuando el programa de la última reunión de Madrid era, por ejemplo, bastante atractivo. Cierto es que si no acuden los propios practicantes del atletismo y no lo difunden los principales medios de comunicación, pues mal vamos, y cierto es también, y como decía un anónimo anteriormente, que no se venden, que no se ofrecen los duelos que a lo mejor al aficionado le interesa ver, pues lamentablemente se choca con los intereses de los managers y a veces de los entrenadores.

Pero en este tema, en el de la grandes reuniones internacionales como la de Madrid, Barcelona o Huelva, algo habrá que hacer para atraer a gente a los estadios. La nómina de atletas de 2010 y 2011 de Montjuic era buenísima. Es comprensible la cierta envidia que le causó a Raúl Gil el presenciar la reunión de Bruselas. A mi me sucedió algo parecido cuando acudí en cadena a las reuniones de Niza, Colonia, Bruselas, Coblenza...hace más de veinticinco años. Pero no sólo por las actuaciones de los atletas de elite o por la asistencia de público, sino por las actividades complementarias, las pruebas de promoción -en muchos casos involucrando a atletas de todas las edades y a a los clubes- y por la cultura deportiva de gran parte de los asistentes. Cultura deportiva y atlética que por lo visto se sigue manteniendo. Es indudable que no es este el principal problema que tiene el atletismo español en estos momentos. Hay otros y de diverso calibre. Pero aunque suene un poco a pasado, viva la nostalgia de gentes como Raúl Gil, Ignacio Romo u otros muchos, que a diario dan muestras suficientes de amar el atletismo.