martes, 30 de noviembre de 2010

La triste historia de Jos Hermens

En medio de todo el revuelo que ha rodeado estos días a Haile Gebrselassie (primero anuncia que se retira del atletismo, luego dice que no) me he querido acercar a la figura de su mentor, Jos Hermens, un grandísimo fondista europeo de los años setenta. Qué época del atletismo europeo, cuando era dominador del fondo mundial. Los finlandeses Viren (demasiado irregular fuera de los Juegos Olímpicos) y Paivarinta, los belgas Puttemans y Lismont, los ingleses Foster y Bedford, el italiano Fava, los españoles Haro y Salgado ... y el holandés Jos Hermens.
Hermens compitió en 5.000 metros en los Juegos de Munich'72 y en 10.000 (10º con 28:25) y maratón (25º con 2h19') en los de Montreal'76. Logró unos excelentes 27:41 (10.000m) en 1977. Fue plusmarquista mundial de la hora, claramente su mayor logro atlético, entre 1976 y 1991. Corrió 20.944 metros en una hora. Pero el corazón del holandés daba cobijo a un sueño, una ilusión que terminó rota.
Jos quería ser el mejor corredor de maratón del mundo. Era su gran sueño. Después de los Juegos de Montreal trabajó duro para ello. Muy duro. Demasiado volumen de entrenamientos. Acumuló kilometrajes enormes durante el invierno y la primavera de 1978. Se había trazado un plan: ganar aquel otoño el Maratón de Nueva York. Pero antes se había fijado un objetivo intermedio. Correría en agosto los 10.000 metros de los Europeos de Praga. Una decisión que iba a costarle muy caro.

El 10.000 de Praga

Llegó el verano y con él los campeonatos de Europa. La lista de salida de aquella prueba de 10.000 metros era una colección de talentos. Hermens, los finlandeses Vainio y Maaninka y el italiano Ortis protagonizaban una carrera de altísimo nivel. De hecho, de un nivel superior a los actuales fondistas europeos aunque hayan pasado tres décadas.
De pronto, algo sucedió en plena carrera. Cuando faltaban siete vueltas para el final, Hermens cae a la pista súbitamente. Su tendón de Aquiles se rompió en dos. De forma brutal. En realidad, ya había tenido molestias en el tendón en los dos últimos años, pero en plena prueba de 10.000 metros se partió por la mitad, con una separación completa de los dos extremos. Los gritos del holandés, tendido en la pista, se escucharon en todo el estadio Rosicky. Aquel fue el final de Hermens. Ya nunca cumpliría su sueño de serl el mejor del mundo en maratón. "La lección que aprendí es que hay que saber dosificarse". Décadas después, como mánager de Gebrselassie, al menos ha podido transmitirla.

9 comentarios:

Solidamente dijo...

Qué historia más bonita, aunque tenga un final triste. Por suerte, el atletismo le ha dado una gran segunda oportunidad a Jos.

DavidG dijo...

Sin quitar méritos deportivos a Jos, él es la única causa por la que yo tengo algún ápice de dudas por los grandes logros conseguidos por sus principales ateltas, Gebr, Bekele.., lo digo por su relación con el dopaje, que no sé si fue sancionado o no, no recuerdo.

Pero sin duda la historia es de película.

Ignacio Romo dijo...

David G, exactamente ¿a qué te refieres con la relación de Hermens con el dopaje? ¿como atleta?

DavidG dijo...

Aquí se pueden ver un par de noticias al respecto:
http://www.emol.com/noticias/deportes/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=236589

http://www.jornada.unam.mx/2006/11/22/index.php?section=deportes&article=a24n3dep

Yo ya escuché esto hace tiempo, pero al parecer quedó en nada.
Que conste que no intento en absoluto poner en tela de jucio la honorabilidad de nadie, sólamente que recordé aquellas noticias y me dio que pensar si podía guardar relación con las increibles prestaciones de sus atletas. Sólo he dicho que dudo, ya que para mi tanto Gebr como Bekele son unos ídolos, mitos vivientes y unos ejemplos a seguir.

Un saludo.

chapinero dijo...

Desconocía esta interesante historia. Gracias una vez más Ignacio.

Anónimo dijo...

Yo es que aquello de Hermens y el dopaje no sé cómo acabó. Creo que al final no hubo nada, sólo rumores.
Fuji73

Ignacio Romo dijo...

DavidG, es cierto que el nombre de Hermens apareció en la Operación Puerto, pero al parecer se trataba simplemente de que una de las atletas de las que era agente, una saltadora de altura, había sido dopada en Madrid. Creo que Hermens nunca fue imputada por nada.

Anónimo dijo...

Que yo sepa, la unica droga que esta relacionada con Hermens (y otro Holandes rapidisimo en la misma epoca, Gerard Tebroke, que corrio unos segundos mas rapido en el 10.000), es el LSD:
Long Slow Distance - parece que estas maquinas han experimentado con semanas de >300km, casi todo a ritmo de tortuga ;-)

Erwan

Ignacio Romo dijo...

En efecto, Tebroke fue otro gran fondista holandés de los setenta. 27:36 en 10.000. Ahí es nada.