domingo, 31 de octubre de 2010

Entrevista con Gamonal: "El frío me mata"



Esta vez no fueron los kilómetros. Fue el frío. Miguel Ángel Gamonal, el campeón de España, se presentó en el Maratón de Berlín en un gran estado de forma. Pero en el kilómetro 22 se retiró de pronto. ¿Qué paso? Hablamos con él ya con la tranquilidad del paso del tiempo (más de un mes).



- Pues eso. ¿Qué paso en Berlín? 
- Llegué muy bien. Me veía muy bien. Pero me encontré de repente con un frío tremendo. Pasé de entrenarme a 38 grados en Extremadura a entrar de lleno en un ambiente de 5 grados y lluvia. Y yo soy un atleta de calor. A mi me va correr a 25 grados y a 30.
- En eso es usted un atleta diferente.
- Sí. Pero es lo que me va. Yo me he preparado todo el verano a más de 20 grados. Y muscularmente lo noto mucho. El frío me mata.
- ¿Calentó bien antes del maratón?
- Sí. Incluso me di un masaje con crema calentadora.
- ¿Cómo fueron las sensaciones?
- Ya empecé muy mal. Tuve una contractura en el gemelo izquierdo y en los isquios de la misma pierna en el kilómetro 3. Y ya iba cojo. Pensé incluso en abandonar ¡cuando sólo llevaba 4 kilómetros!
- Se retiró poco después de la media...
- Sí. Ahí fue donde me rompí. Ya iba cojo durante muchos kilómetros pero ahí me rompí del todo.
- ¿Tuvo una rotura?
- Sí tuve una rotura de fibras en el gemelo izquierdo y una contractura muy acusada, casi rotura, en los isquios. He estado un mes totalmente parado y ya llevo una semana entrenándome.
- Tendrá que abandonar los maratones de clima frío...
- Claro. Lo he pensado mucho. A mi me ha tocado la china en Berlín. Aunque ya me pasó en Edmonton, en los Mundiales de media maratón. Fui en un gran momento de forma y me encontré con una temperatura de -2 grados. Corrí bajo cero. Llegué en una forma de 1h02' y acabé en 1h09'. El frío me mata. Se me contracturan los músculos. Tengo que buscarme maratones más cálidos. Quizá en Madrid funcioné bien por eso: por el calor. Yo voy bien a 25 o 30 grados.
- Supongo que quedó 'tocado' tras Berlín.
- Fue una pena. Da rabia. En Extremadura estoy habituado a ambiente seco y calor. Después de la prueba estuve un día hundido, desanimado. Pero me repuse rápido y pensé en correr en Frankfurt, en octubre. Le dije a mi madre que hiciera las gestiones y todo.
- ¿Su madre es su mánager?
- No. Ahora es 'Pepillo' (José Alonso). 
- ¿Y qué planes tiene ahora?
- Estoy bloqueado.
- ¿Cómo?
- Sí. Porque el Campeonato de España de maratón coincide con el Nacional de clubes de cross. 
- Es verdad. Lamdassem está con el mismo dilema.
- Claro. No sé que hacer. Yo sigo en el Guadalajara y espero que, como están Penas, Penti, Ricardo Serrano, Moiben, Aakou, y puntúan sólo cuatro, pues me permitan correr el Maratón de Sevilla. Sevilla es la mejor maratón de España.
Y tengo claro que quiero correr allí.
- ¿Piensa en los Mundiales?
- Ya no sé. Yo voy a luchar por ello, claro. Pero ahora mismo estoy empezando de cero.
- ¿Qué planes tiene para el cross?
- Debutaré el domingo próximo en Atapuerca, pero estoy empezando... ¡lo mismo me doblan! Pero uno de mis objetivos será el Nacional de cross individual.
- Pues es dos semanas después del Maratón de Sevilla.
- Sí. Pero creo que se puede hacer bien descansando, con un descanso activo en ese tiempo se puede mantener la forma.
- ¿No piensa en los Europeos de cross?
- No. No llego. Además esta competición no me llama la atención.
- Entramos en noviembre, el mes del Maratón de San Sebastián. ¿Cómo ve a Rafa Iglesias?
- Muy bien. Hizo 2h10' corriendo solo. Eso es una burrada. Imagínate lo que puede hacer. Si tiene liebres muy buenas es capaz de irse a 2h08'.
Conoce el circuito bien. Y el año pasado llegó a meta muy entero. Pero el problema es el de siempre, a ver quién es capaz de arrastrarle hasta el kilómetro 30.
- ¿Cómo ve a Landassem de cara al maratón?
- Pues tiene el mismo lío que yo. Con todas las fechas que hay y colocan los dos Nacionales el mismo día. No lo entiendo.

1 comentario:

Solidamente dijo...

Es una lástima lo de Gamonal, espero que consiga alguna forma de mitigar esto, porque no siempre se puede tener controlado dónde se corre.