viernes, 3 de septiembre de 2010

El cura O'Connell

Decía Pío Baroja, el genial novelista guipuzcoano, que él soñaba con "un país en el que no hubiera curas, ni moscas, ni carabineros". Hoy sin embargo voy a ocuparme de un cura, mi cura favorito, Colm O'Connell, un irlandés de 60 años que vive en Kenia y se dedica a detectar talentos con un futuro brillante en el atletismo. ["Que se venga para España", pensará alguno.]
O'Connell, un irlandés de Cork, llegó a Kenia en 1976 para trabajar en el colegio St. Patrick's, de la ciudad de Iten. Cuando llegó allí no tenía ni idea de atletismo. Sin embargo, en el colegio coincidió con Peter Foster (hermano del gran fondista inglés de los setenta Brendan Foster) que estaba allí dando clases en un plan de voluntariado.
Foster pidió a Colm que le ayudara con los chavales del equipo de atletismo. "Sólo tienes que sujetar el crono y tomar tiempos" le dijo. Un año más tarde, cuando Peter regresó a Inglaterra le pasó los trastos a O'Connell.
¿Por qué hablamos ahora de O'Connell? Por Rudisha. El keniano que acaba de adueñarse del récord mundial de 800 metros por duplicado, fue descubierto por el cura irlandés. También lo fue el anterior poseedor del récord, el danés Wilson Kipketer, alumno del St.Patrick's muchos años antes que Rudisha. El curriculum de Colm O'Connell es sencillamente único.
David Rudisha corre este fin de semana en la Copa de los Continentes, que se disputa en Split. El plusmarquista mundial habla bien claro: "Colm es la persona más importante en mi carrera".
¿Cuál es la filosofía de O'Connell? Él mismo, ya retirado como director de la escuela pero todavía entrenador del equipo de atletismo, la resume: "Escucho a los atletas. Les pregunto cómo se encuentran, qué quieren hacer y con qué se encuentran cómodos. Y desde ahí progresamos. En realidad no los entreno. Son ellos los que me entrenan a mi".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué grande , Pío Baroja y qué grande OConnell.
Fuji73

Marc Roig Tió dijo...

Siempre que hablas de Kenia tengo algún "pero", jeje. Muy cerca de St. Patrick's vive un australiano en plan ermitaño (que ya ronda los 60) y él defiende que empezó con Rudisha pero como le gusta ir con tiento (para que los atletas no se lesionen, que eso les pasa a menudo a los de Colm), Rudisha decidió cambiarse de entrenador.

El caso es que este australiano no gusta de focos ni publicidad. Es un fascinado del método de entrenamiento; centra casi todo su trabajo en técnica de carrera, en no forzar, en dejar que el cuerpo fluya sobre el suelo. Estuve hablando una tarde entera con él y me explicó cosas muuuy interesantes. El pueblo de Iten es pequeño pero uno podría pasar décadas ahí y seguir aprendiendo.

Ignacio Romo dijo...

Marc, mil gracias por tus apuntes. Sin duda eres el experto número uno en el atletismo de Kenia.