martes, 3 de agosto de 2010

Otro engaño de Odriozola

Un nuevo escándalo de Odriozola. El domingo, su jefe de prensa, Gerardo Cebrián, me decía que Odriozola no iba a hacer declaraciones "ni hoy, ni en toda la semana. Y la siguiente semana se va de vacaciones". En efecto, ni el presidente ni el seleccionador hicieron declaraciones el domingo. Tampoco el lunes. Pero Odriozola ha engañado a Cebrián, porque hoy ha hecho declaraciones a la Agencia EFE. Aquí tenéis la nota de la agencia. No tienen desperdicio, sobre todo cuando dice que aquí es difícil que salgan atletas "porque se vive muy bien". ¿Tan mal se vive en Francia o en Gran Bretaña?

El equipo español ha dado "un paso atrás en medallas, pero ha mantenido el tipo" en los recientes Campeonatos de Europa de Barcelona, en opinión del presidente de la Federación Española de Atletismo, José María Odriozola, que destacó el "éxito rotundo" en materia de organización.
"España, con un equipo muy numeroso, porque se lo habían ganado y hay que pensar en el futuro, sólo ha estado por detrás de las cuatro grandes potencias europeas. Si se descuentan los relevos, casi la mitad de nuestros atletas (27) han estado en las finales y hemos podido llegar a los 40 finalistas", declaró a EFE el presidente del Comité Organizador de los campeonatos.
Odriozola reconoció que "ha habido algunas decepciones, sobre todo en 5.000 y 10.000, dada nuestra potencia previa. Gente que tenían que haber estado peleando por el podio y que ha fallado.
Eso habrá que tenerlo en cuenta para futuras competiciones".
"Ha sido un paso atrás en cuanto a medallas", prosiguió, "pero mantenemos el tipo. Con un mínimo de suerte pudimos estar en 40 finalistas, mejor que nunca. Por tanto, hemos mejorado el nivel, pero a veces se falla. El fondo (5.000 y 10.000) ha sido un poco decepcionante, y en marcha, como estamos malacostumbrados y con la lesión de María Vasco, hemos estado peor que en otros campeonato".
Sobre la edad de los atletas españoles, Odriozola observó: "las pruebas en las que destacamos son precisamente pruebas de edad, en las que no es posible triunfar con 20 años, que exigen resistencia orgánica y muchos años de entrenamiento, mientras que Francia, por ejemplo, destaca en pruebas más explosivas, donde es más fácil triunfar de joven".
"Después de los Juegos de Pekín se dijo que vendría una depresión, pero en Barcelona han aguantado todos y estoy seguro de que seguirán hasta Londres 2012. A partir de ahí sí que puede haber problemas si no surgen nuevos valores, pero es muy difícil sacarlos en la sociedad actual. El atletismo exige mucho sacrificio y constancia, y en España se vive muy bien", afirmó.
Odriozola no admite comparaciones con otros deportes porque, aseguró, "el atletismo es un deporte universal, de mucha competencia.
En los Juegos compiten 214 países, el doble que en otras especialiddes, en las que es más fácil destacar".
Para el presidente constituyó "una gran alegría tener a dos campeones en 1.500 (Arturo Casado y Nuria Fernández), "y aún pudo ser mejor en la final masculina, porque Reyes se quedó muy cerca de la medalla, mientras que en la femenina hubo marcas impresionantes, que siempre es de agradecer".
"La consigna es seguir trabajando", indicó. "No presiono a los atletas. Cuando hablo con ellos les digo que están en una forma extraordinaria y tienen capacidad para estar con los mejores.
Otra cosa es que el ambiente, al ser en casa, a algunos les haya agobiado un poco".
Odriozola admitió que algunos atletas españoles "se están aburguesando", y advirtió que "habrá que tomar nota al respecto porque las lentejas hay que ganárselas, y más en tiempos de dificulades económicas".
"Yo no echo la culpa a los atletas", señaló, "pero es evidente que quienes triunfan o fracasan en la pista son ellos. La Federación lo único que hace es poner los medios para que puedan competir en las mejores condiciones".
En el aspecto organizativo, Odriozola habló de "rotundo éxito, incluso de público, porque se vendieron el 76 por ciento de las entradas y en los últimos días se superaron los 40.000 espectadores".
"Todos nos han dado la enhorabuena por la organización, y en cuanto a audiencias televisivas, han sido muy superiores a las de los Mundiales", subrayó.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Bah. Es muy pesado este hombre. En 'El Mundo' están pidiendo su dimisión.

OSCAR

Anónimo dijo...

No sé como vamos a aburguesarnos con la mierda que cobramos. Más bien estaremos pensando como buscarnos la vida más allá del atletismoo para mantener una familia.

elenacases dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
elenacases dijo...

Imagino que la reflexión debería ser mucho más seria con respecto a este señor, que se permite el lujo de poder hacer las declaraciones que quiera por el puesto que preside y porque le llevan dejando hacer y deshacer mucho tiempo a su antojo. Pero como él dice lo que quiere cuando quiere yo también lo haré.
El poder mantenido en el tiempo, y en un mismo puesto, genera esto y es muy fácil criticar a los atletas de manera generalista, cuando además ni siquiera, probablemente, sea objetivo a la hora de seleccionarlos para las grandes competiciones.
Lo que sí está claro es que para entrenar bien nada mejor que un lugar en el que se viva bien, para correr, entrenar y competir bien nada mejor que recursos personales y económicos que lo faciliten, recursos humanos y directivos que depositen la confianza en sus atletas y les muestren su apoyo cuando no consigan sus mejores resultados (medallas hay tres para cada prueba) y sobre todo dirigentes honrados que miren en pro del presente pero sobre todo del futuro del deporte en un país. Quizá haya que mirar algo más que el esfuerzo de los atletas, porque todavía no conozco a ninguno al que no le guste ganar, pero sí a muchos que viven agobiados porque probablemente en la siguiente competición se les acabe la beca y no puedan continuar en la pugna por seguir en la élite, situación ésta que les dificultará muchísimo, y en la mayoría de los casos, les impedirá seguir siendo atletas de alto rendimiento (y digo rendimiento, no nivel).
Es fácil hablar, señalar con el dedo y dar órdenes, pero entrenar, sacrificarse, competir y ganar probablemente no esté al alcance de Odriozola, por eso aunque la selección obtenga buenos resultados, él nunca gana (seguro que económicamente sí, pero no estoy hablando de esto), porque para ganar hacer falta esfuerzo, respeto, ser bueno, y hasta a veces ser humilde, en la labor que desempeñas.
Como dice una persona a la que quiero mucho, hay personas a las que no hace falta empujarlas, ellas mismas se caen solas. Quizá Odriozola sea una de ellas.