lunes, 16 de agosto de 2010

El nacimiento de una estrella: Jacko Gill

Esta vez, con vuestro permiso, me salgo un rato de las carreras. Os quiero presentar a Jacko Gill, un atleta extraordinario, de 15 años. Confieso que, hace unos días, indagando un poco en los resultados de los Mundiales Junior de atletismo, me quedé sorprendido con el año de nacimiento de un atleta neozelandés. Hice algunas comprobaciones y, en efecto, ¡He aquí un chaval de 15 años que gana el lanzamiento de peso y bate a todos los rivales de 19 años!

¿Quién es Jacko Gill? Podéis ver videos deliciosos de este muchacho en Youtube, entrenándose, lanzando con un estilo rotatorio, muy peculiar, porque comienza muy despacio y el trallazo final es espectacular.

El padre y la madre de Jacko fueron lanzadores. Desde muy pequeño lanzaba en el jardín de su casa. "Tuvimos que mudarnos a una casa con más jardín cuando empezó a golpear la valla que teníamos a 15 metros" recuerda su madre. Ha ganado el Mundial Junior con 20,76 metros, con la bola de seis kilos. Apuntad este nombre, Jacko Gill, neozelandés.

5 comentarios:

Pablo Villalobos dijo...

Excelente apunte, seguiremos su trayectoria ;D

Solidamente dijo...

Si además el chico también corre, según me ha parecido ver en un vídeo suyo, así que habrá que tener cuidado con él también en el anillo :P.

Muy interesante post Ignacio.

jovendepresivo dijo...

Hace tiempo que no corro por una lesión.

Qué tiempos..., antes estaba realmente enganchado. El día que no corría era un mal día.

Marc Roig Tió dijo...

Será muy interesante seguir su evolución. Desde hace algún tiempo, me fijo en deportistas que han crecido después de un gran éxito y a menudo les conlleva problemas. El sistema nervioso y la propiocepción estaban habituados al cuerpo de "antes" y, con el cambio, casi hay que empezar de cero o menos aún, porque se tendrán que corregir vicios que antes no lo eran.
Para citar dos ejemplos: Elena Gómez fue campeona del mundo en suelo de gimnasia artística en 2003; hasta 2004 creció 1-2cm y en Atenas no pasó a la final. Y Thomas Daley, el saltador de trampolín que fue campeón de Europa con 13 años, no pudo terminar los europeos de la semana pasada por lesión y está en Singapur pero sin saber si podrá saltar.
Bonito tema.

Ignacio Romo dijo...

Muy buenos los dos ejemplos que citas, Marc. Será muy interesante también la evolución del martillista Cienfuegos, algo estancado en 2010 y el saltador/decatleta Eusebio Cáceres, tras sus espléndidos 8,27.