martes, 27 de julio de 2010

EUROPEOS: Lamdassem cae en la trampa del inglés / Farah wins easily


Lamdassem no ha visto el Tour. En la final de 10.000 metros, cuando iba escapado a falta de un kilómetro junto al inglés Mo Farah, cayó en la trampa. El británico le pidió que tirara para aumentar el ritmo de la prueba y agrandar las diferencias con el grupo. Algo hablaron entre ellos. Parecían Andy Schleck y Contador... pero todo sucedió exactamente al revés. El fondista español accedió a relevar a Farah y elevó el tren de la prueba.
Farah iba comodísimo detrás del español. Tenía a su presa bien identificada y a tiro. El desenlace llegó en la última vuelta, con un cambio de ritmo seco que dejó clavado al español de origen marroquí. Demasiado clavado. Los últimos 150 metros fueron agónicos. Lamdassem había dado en todo momento la impresión de tener la plata asegurada, pero esta se fue deshaciendo como un cubito de hielo en un vaso. En la recta final se derritió del todo. Cruzó la meta andando, en cuarto lugar.
Los 10.000 metros son la prueba más larga de las que se disputan en el estadio. Veinticinco vueltas. La final de ayer realmente respondió al guión escrito: España-Inglaterra. Por el lado español, Castillejo, un fondista catalán con un final peligroso y Lamdassem, el joven marroquí que escapó de un viaje de su selección por la ventana de un hostal de Santiago de Compostela y fue nacionalizado español en 2007. Por parte británica, otro nacionalizado, Farah, el niño somalí que huyó de la guerra a los 10 años y se refugió en Londres. Y Thompson, un fondista que, si no está lesionado –cosa rara– siempre está entre los mejores. Al final, los ingleses se llevaron el oro y la plata. A base de inteligencia y de almacenar energía durante toda la prueba.
La final comenzó como si nadie tuviera prisa por terminar. El primer kilómetro se cruzó en 2:59.70, un ritmo más propio de una carrera de maratón. Ninguno de los favoritos quería desgastarse. Farah marchaba agazapado en el grupo, muy atrás.

Sin desgaste

La carrera siguió dormida durante otras ocho vueltas. En el cuarto kilómetro despertó por vez primera Farah. Se situó al frente durante unos metros pero era un amago. Fue el alemán Fitschen quien avivó el ritmo de verdad antes del ecuador de la prueba (14:38.1), junto al francés Meftah.
A nueve vueltas para el final la imagen al frente del grupo era la prevista. Los dos ingleses al frente y los dos españoles detrás. Y a dos kilómetros del final llegó el primer hachazo de Farah, al que sólo respondió Lamdassem.
Ganó Farah (28:24.99) –la final más lenta de unos Europeos desde 1974– por delante de su compatriota Thom-pson y del italiano Meucci.Lamdassem (28:34.89) conocía la amargura del cuarto puesto. Castillejo tampoco quedó feliz con su quinta plaza.
En la meta, el ex marroquí estaba destrozado. Física y psíquicamente. "He llegado muerto –dijo Lamdassem– y está claro que ha sido un error tirar a falta de tres vueltas". Castillejo confirmaba la trampa de Farah: "Eso ya me lo ha hecho a mí antes", señaló.
La gran tristeza de la primera jornada estuvo en el público barcelonés. Por su ausencia. 10.000 personas. Menos de las que acudían a los Campeonatos de España a Montjuïc hace dós décadas.

9 comentarios:

Luis Montes dijo...

Hemos retrocedido 36 años. ¿Alguien se acuerda de esto?

1 Martti Vainio FIN 27:31.0

2 Venanzio Ortis ITA 27:31.5

3 Aleksandr Antipov URS 27:31.5

4 Brendan Foster GBR 27:32.7

5 Dave Black GBR 27:36.3

6 Gerard Tebroke NED 27:36.6

7 Ilie Floroiu ROM 27:40.1

8 Knut Kvalheim NOR 27:41.3

Claro que al menos el primero iba puesto. ¿Lo irían todos?

Saludos

gargar dijo...

Personalmente pienso que si no hubiera tirado también hubiera sido 4º. No ha sabido regular sus fuerzas y ya está. Como ha dicho Castillejo en la meta, las medallas (plata y bronce) eran asequibles, en esta ocasión un 4º y un 5º puesto es un fracaso.

Por otro lado no me han gustado nada los gestos de farah en carrera, una cosa es ser extremadamente superior y otra humillar a tus rivales con ese tipo de gestos. Por cierto, el desgaste de cara al 5000 ha sido el menor que se podía esperar. Pocas naves a quemado el británico.

gargar dijo...

Por cierto Ignacio, que opinas de la escasez de público.

gargar dijo...

Otra cosa más jejeje, el primero en avivar el ritmo es el alemán Fitschen (el hasta hoy campeón europeo) que te me despistas Ignacio!!

Un saludo

Rober dijo...

Una pena para Casti Y Ayad, ahora bien, nada que reprochar al Marroquí nacionalizado, si biene s verdad que ha caído en la trampa de un prepotente Farah, lo ha dado todo y ha llegado muerto.

Mucho ánimo para ambos, y espero que Farah sea más humilde en sus gestos en carrera. No me le imagino haciendo los mismos gestos en un mundial. En cualquier caso, un atleta con uan calidad enorme.

Ignacio Romo dijo...

Gracias por la correción, gargar. Con las prisas del periódico, las crónicas se hacen a toda velocidad.
Respecto al público, es una pena. Creo que mejorará en el fín de semana pero la verdad es que unos Europeos son más apropiados para un estadio de 20.000 personas que uno de 60.000.
Sí es verdad que me ha decepcionado un poco el aficionado catalán, muy experto y entusiasta hace dos décadas (el estadio Serrahima se llenaba con facilidad con 8.000 espectadores) pero desaparecido en combate en los últimos años.
Y los apuntes de Luis Montes me parecen espectaculares. El fondo europeo ha perdido muchos enteros, me parece que por culpa de un complejo erróneo frente a los africanos, que son superiores pero no deben hacernos tirar la toalla.

Anónimo dijo...

Hola Ignacio... dos cositas. El estadio olímpico no tiene 60000 de capacidad.
Y otra cosa Montes, cada época es diferente. Mira con qué marcas se han ganado los dos últimos mundiales de pista de 5000,,, marcas asequibles. Ahora todo es más táctico y nadie se atreve a tirar.
Esto es sólo aceptar la realidad, no quiere decir que no esté de acuerdo en vosotros.
Y sobre la marca de anoche, el calor también influyó, visteis bien cómo acabaron todos los atletas por el suelo, Mi experiencia en los Juegos Olímpicos fue que corrí en 13,46 el 5000 y acabé mareado, aunque es verdad que pasamos en 8´02" y luego remé como pude.
No vi la carrera por la tele, estaba en el Estadio, y no sé qué dijeron los comentaristas, pero sí me acuerdo de las palabras de Gregorio Parra hace cuatro años con las medallas de plata y bronce de Chema y Tete, enorme fracaso.. las medallas no las regalan.
Un saludo a todos.
Antonio Serrano

Luis Montes dijo...

Antonio, este año solo dos europeos han bajado de 28. No se trata de que las carreras sean tácticas, es que el nivel ha bajado de forma alarmante. Las plusmarcas europeas están estancadas o se superan por atletas de origen no europeo. En el 10000 del primer mundial de Helsinki hubo un africano entre los 8 primeros (creo que el 6º), el resto eran europeos. Seguro que tú, como antiguo atleta de alto nivel y como entrenador de grandes atletas, sabes mejor que yo las causas. A mí se me ocurren unas cuantas. Quizá la más significativa es que hace 20 años, cuando yo hacía atletismo, las pistas del campus universitarios de Santiago de Compostela rebosaban de chavales practicando su deporte favorito. Hoy es un erial. Solo es un ejemplo de cómo han cambiado las cosas. Ya no hay una masa crítica de practicantes de atletismo, de donde puedan salir atletas de nivel mundial.

Saludos

Ignacio Romo dijo...

Antonio, tienes razón. No son 60.000, los datos oficiales dan 55.926 espectadores.