lunes, 12 de abril de 2010

Correr con cabeza

Adjunto un artículo de opinión que he escrito hoy en el diario 'Público'



Correr con cabeza

El deporte español no está para más desgracias. Los fallecimientos del corredor de maratón Diego García o los futbolistas Puerta y Jarque y las inhabilitaciones de Sergio Sánchez o De la Red , obligan a extremar las precauciones.

Las carreras populares crecen con demasiada rapidez. Correr un maratón o un medio maratón (como el de ayer en Madrid) no está al alcance de todos. El maratón es el test supremo de la resistencia física y basta recordar que el soldado Filípides al que se homenajea en esta prueba, falleció tras comunicar la victoria sobre los persas.

Se ha generalizado la moda de correr maratón, pero no todos lo hacen con años de preparación progresiva ni con revisiones médicas periódicas. Los médicos del deporte no se cansan de afirmarlo: “Todos deben someterse, al menos, a un electrocardiograma”. La gran mayoría no lo hace.

¿Qué sucede en Madrid? Lo primero es que, por su altitud, no es un lugar recomendable para el gran fondo. A 700 metros de altitud falta oxígeno y el rendimiento se resiente. Lo segundo es que la orografía de la capital hace difícil encontrar recorridos llanos. Pero lo que no tiene sentido es que tanto el Medio Maratón como el Maratón de Madrid tengan cuestas tremendas e interminables justo en los kilómetros finales.

Y el tercer problema es la temperatura. El día 25 tendrá lugar el Maratón de Madrid. Los peores clasificados llegarán a meta a las dos de la tarde, con más de 25 grados. Con cinco horas de trote en las piernas, los peor preparados serán los únicos que sufran el calor. Es hora de mover el Maratón de Madrid a meses más fríos.


10 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo no creo que el problema sea madrid. Con lo de las fechas sí estoy de acuerdo.
Ana

liebre de Loranca dijo...

Creo que es momento de EXIGIR a todos los inscritos en una media o un maratón organizado por organismos públicos (los privados es otro cantar) un certificado mádico.Nos lo piden para conducir , tanto por nuestra seguridad como por la de los demás, al entrar en ciertas empresas, etc.. ¿como no para una prueba donde el esfuerzo puede ser mortal?.
Reflexionemos nosotros también si el bajar una marca, que no nos aporta más que satisfacción personal, nos puede llevar a serios problemas anosotros y a nuestro entorno.
Corramos para disfrutar y disfrutemos corriendo.

SergioMM dijo...

Ummm... liebre, ese certificado para correr se podría obtener como el de conducir? Tal y como se ha comprobado (y denunciado) en bastantes sitios se obtiene pagando simplemente. Pienso que ese camino no es el idóneo. Por supuesto estoy de acuerdo en que la gente se someta a ellos, pero en cuanto a la obligatoriedad: hecha la ley, hecha la trampa.

Yo creo más bien en campañas de información grandes por parte de los organizadores y medios; cultura general de los corredores; así como el control de cierto marketing que pretende hacer ver que estas pruebas están al alcance de todos. Está claro que siempre te puede salir bien la jugada, pero en la mayoría de los casos sabemos que no es así.

Vivimos en una época en la que los retos se han popularizado y, aún diría más, mercantilizado.

spanjaard dijo...

Ignacio, yo creo que los 700m de Madrid matan menos que una semana de aire polucionado o cinco años de trabajo sedentario, dos sesiones de cardio en un gimnasio o una vida llena de estrés. En lo del calor sí que te doy la razón.

Ignacio Romo dijo...

Spanjaard, totalmente de acuerdo con tu comentario. En las muertes de las carreras populares hay que revisar dos posibles causas:

- Un problema médico no diagnosticado (generalmente arritmias en jóvenes o problemas coronarios en mayores de 35 años)

- Falta de preparación

maratonman dijo...

Has dado en el clavo Ignacio,a ver si te hacen caso.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Vivimos en un sistema publicitario, consumista, que nos presiona y engaña hasta la extenuación para que compremos productos que verdaderamente no necesitamos. Y en nuestro amado deporte la llamada a participar en carreras populares de forma masiva comporta nuevas necesidades, zapatillas, geles, prendas, complementos dietéticos, etc etc. Ahí también hay una responsabilidad.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo en que hay que estar preparado, y hacerse revisiones si es necesario, y eso depende de nosotros.

Pero también es bién cierto, que no es lo mismo correr a 10 grados que a 25. O una carrera llana, que con duros repechos. Y eso si que dempende más de los organizadores.

Saludos.

Nuski dijo...

creo que como todo en la vida hay que utilizar la cabeza, si correr no nos pone la cabeza en su sitio, no nos da la tranquilidad y la serenidad como personas, si no nos hace pacientes, equilibrados, y nos aporta la perspectiva para relativizar las cosas no se exactamente para que corremos como populares.

me dicen que en España hay una preocupación excesiva por la velocidad y supongo que por terminar algo para lo que no estemos preparados... malo.

ser responsable es imprescindible: tanto si te pones al volante de un coche, tienes un trabajo o corres una maraton.
solo nosotros somos responsables de nuestra vida... siento mucho lo que ha pasado con este chaval, porque era un chaval, pero lo que hizo no le ha merecido la pena... hay que tener claro que corremos para vivir (mejor) no vivimos(morimos) para correr. y creo que si, que hace falta mucha mas información para la gente que empieza a iniciarse en este maravilloso deporte. POrque auqnue parezca sencillo, hay mucho que tener en cuenta, entre otras cosas el respeto absoluto a cualquier distancia y a escuchar a tu cuerpo en todo momento.

Ignacio Romo dijo...

Gran comentario, Nuski. Sensatez siempre.