miércoles, 3 de febrero de 2010

El ciclismo cruza otra frontera


La lucha contra el dopaje sube un escalón. A partir de ahora, los ciclistas sancionados por dopaje, además de las correspondientes suspensiones, también tendrán que pagar multas, según la nueva reglamentación de la Unión Ciclista Internacional. Y ya han comenzado las sanciones económicas.

Iñigo Landaluze (en la imagen) es el primer español atrapado por las redes antidopaje de la UCI. El ciclista de Euskaltel Euskadi se inyectó EPO CERA con anterioridad a la Dauphiné Liberé, fue cazado y deberá pagar 27.000 euros por su positivo aunque la multa más fuerte recayó sobre el italiano Danilo Di Luca, con un monto de 280.000 euros, mientras que el también italiano Maurizio Biondo ha sido castigado con 13.750 euros.La UCI precisó además que su reglamento antidopaje, que entró en vigor en 2009, permite este tipo de sanciones financieras. El artículo 326 del mismo contempla el pago de una multa "correspondiente a los ingresos anuales netos para todo corredor que cometa una infracción sancionada con un periodo de suspensión de dos años o más". El dinero recolectado por concepto de multas por dopaje será destinado por completo a la Fundación Ciclista Antidopaje (CADF), un organismo creado por la propia UCI.

Y el Comité Olímpico Italiano se suma a la iniciativa de castigar con dinero a los que se dopan. Si un italiano da positivo en los Juegos Olímpicos, que comienzan la semana próxima, deberá pagar 100.000 euros.

¿Cómo lo veis? ¿Creeis que debe llegar esta nueva herramienta antidopaje al atletismo?

7 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi me parece bien. Con "solo" dos años me parece que el castigo es demasiado barato.

Pablo Vega dijo...

A mí me parece bárbaro. No veo ningún inconveniente a la propuesta. Y el hecho de que el dinero se dedique a la lucha antidopaje, que requiere de cuántos más fondos mejor, también creo que es una buena idea.

A ver si con estas medidas sesiguen dando pasos para que todos los deportistas de élite compitan en las mismas condiciones y además no pongan en riesgo su salud, que debería ser el objetivo de todo esto.

Saludos.

Solidamente dijo...

Me encanta sobre todo esta parte "correspondiente a los ingresos anuales netos para todo corredor que cometa una infracción sancionada con un periodo de suspensión de dos años o más" A mí me parece bien este tipo de sanciones, porque así se consigue evitar la tentación de pensar "me lo llevo crudo y ya después lo invertiré". Ahora bien, hay que dejar todo muy claro para que no haya problemas tipo "Valverde", que ya nadie es capaz de saber si ha dado positivo o no...

Franfri dijo...

A mí me parece fabuloso que haya llegado al ciclismo (deporte del que provengo) y ojalá que llegue al atletismo. Así muchos se lo pensarán antes de cruzar la delgada línea roja que no deberían cruzar. Y si el dinero se destina a la lucha antidopaje, pues mejor, ya que esa lucha se financia, en gran medida, con fondos sufragados por los contribuyentes, o sea, nosotros.

Ojalá desaparecieran los tramposos.

Un saludo

Anónimo dijo...

Gran noticia. Esto hay que adoptarlo en el atletismo ya. Sonia

Anónimo dijo...

Y ese dinero no lo pagará el equipo que dopa sistemáticamente al deportista? No se.

Esto es un paso, pero si Roberto Heras da positivo, por ej. y él paga con dos años y con una multa, pero Manolo Saiz, su director, y su médico se van de rositas, entonces el problema continúa.

Hay que penalizar económicamente y con suspensiones a los responsables, directores y médicos.
En el atletismo es más complicado, porque si Dwaine Chambers bajaba de nosecuantos en 100m percibia nosecuantos dólares más por parte de la marca que anuncia.
Carlos.

Franfri dijo...

El problema de sancionar al entorno no es fácil. Yo no me creo lo que alegan muchos deportistas de que ellos se tomaron "lo que el médico me decía". El primer responsable siempre es el deportista, por supuesto, pero el problema radica en averiguar quiénes han ayudado o colaborado a que rebase la famosa línea del bien y del mal. Si hay más gente, pues que todos cumplan una sanción ejemplar...