sábado, 22 de agosto de 2009

UNA OPINIÓN MÉDICA SOBRE SEMENYA


No se apaga en Berlín el eco del triunfo de Caster Semenya, a la que vemos,en la foto, a la izquierda con dos compañeras de colegio. La campeona del mundo de los 800 metros, que ha sido sometida a exámenes médicos y pruebas genéticas, aguarda el dictamen final acerca de si puede o no competir en categoría femenina. Espera que la declaren oficialmente mujer. El asunto es delicado. Algunas de sus rivales, a las que batió con enorme claridad, han protestado. Suráfrica también, pero en sentido contrario. El caso, parece, se alargará durante semanas.
"Las pruebas genéticas requieren un análisis que tardará días", afirma el doctor Andrés Gómez Fraile, urólogo del Hospital Doce de Octubre de Madrid y experto en estados intersexuales. "Las alteraciones de la diferenciación sexual, que es como se denominan en la actualidad, son poco frecuentes, en torno a uno por cada 15.000 nacimientos. Pero representan un gran problema y es muy difícil asignarles un género en el nacimiento. En medicina el sexo tiene tres vertientes: el cromosómico, el fenotípico (aspecto físico) y el hormonal. Y no siempre coinciden".
Suicidios
Gómez Fraile opina que Semenya "podría ser un ejemplo de síndrome de Morris, es decir, con cromosomas masculinos (xy), pero probablemente sea una mujer, educada como mujer. En el síndrome de Morris hay testículos, pero se feminizan al no haber hormona masculina. De hecho, los solemos extirpar, porque pueden desarrollar cáncer. Los escrotos vacíos se operan y se crea una vulva".
"Antes, en estos casos, se asignaba el sexo nada más nacer"
Para el doctor Gómez Fraile este tipo de casos deben ser analizados a fondo por un equipo multidisciplinar en el que intervengan un urólogo, un psiquiatra y un ginecólogo. "Antes, en estos casos, se asignaba el sexo nada más nacer, se les solía poner sexo femenino, pero luego comenzaban a segregar testosterona y empezaban los problemas. Ha habido suicidios. Ahora se prefiere esperar más tiempo antes de asignar un sexo".
¿Se le debe autorizar a Semenya competir en categoría femenina? "Sí, claro que sí. Si se siente una mujer, deben permitírselo. Quizá tenga ventajas hormonales, pero se siente mujer. Sería un drama personal que le prohibieran competir".
El doctor Gómez Fraile, que ha operado "unos 20 casos de alteraciones de este tipo", tampoco descarta que Semenya pudiera representar el caso contrario, "un pseudohermafroditismo femenino, con cromosomas xx".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es curioso cómo se puede hacer un análisis médico tan detallado de una persona a partir de una simple foto. Y sólo porque corre más que muchas europeas que tienen un aspecto menos femenino que el suyo.

elbus dijo...

es impresionante como el racismo esta viento en popa en la tan alagada sociedad europea, son los mas barbaros de todos los tiempos, no aseptan que una mujer de color los averguense en competencia deportivas, señores hasta donde vamos a llegar con estos actos discriminatorios con la gente de color, es simplemente aberrante y osceno la actutitud tomada en el caso semenya, pero le damos loores a la campiona y adelante, el sol no se pude tapar con un dedo.