domingo, 23 de agosto de 2009

NATALIA RODRÍGUEZ: "HOY ASPIRO A TODO"



La final de los 1.500 metros (esta tarde, 17.00) se ha convertido en una cita para la historia. Es un delito perdérsela. Además de la madrileña Nuria Fernández, candidata a estar entre las ocho primeras, la tarraconense Natalia Rodríguez sale a la pista con una misión nada secreta. Durante todo el año se ha impuesto a sí misma la presión de sentirse favorita. No para las medallas. Para ganar. Natalia es una atleta deliciosa. Elegante en la pista, inteligente en carrera, simpática, reflexiva, educada y con una ambición que recuerda a la de Marta Domínguez, a la que ha derrotado este año las dos veces que se ha medido con ella, en 3.000 y 1.500 metros, tras dos duelos ajustados, vibrantes. Natalia volvió a deleitar el viernes: dio otra lección táctica en semifinales.
¿Cuáles son sus aspiraciones de cara a la final?
Yo aspiro a todo, por supuesto. Estoy más fuerte que nunca y no hay que descartar nada. El verano pasado, después de la maternidad fue sexta en Pekín y eso me dejó claro que podía luchar por las medallas.
El 1.500 femenino está muy abierto ¿no?
Sí. Nuestra prueba siempre está muy igualada.
Aparte de usted ¿qué otras favoritas ve para el oro?
Hay muchas. Las americanas están muy fuertes este año y va a haber tres en la final. Yo contaba también con las ucranianas, que el año pasado hicieron medalla en los Juegos de Pekín pero que no van a estar en la final. Queda Jamal y la rusa Evdokimova. Esas serán peligrosas
Pensemos en la final ¿cómo cree que se desarrollará?
Hay dos opciones. Puede ser una carrera lenta en la que Jamal se lance desde lejos ... o bien que una de las americanas se decida a tirar desde un principio e ir a ritmo elevado.
Fue madre en 2007 y ha vuelto a lo más alto. ¿Qué consejo daría a las deportistas en relación con la maternidad?
Hombre, yo no me programé mucho, lo hice un poco a lo loco...
¡Pero no tanto como Dolores Checa! ¿no?
Jajaja. No, no tanto. No sé. Es una cuestión muy personal porque cada embarazo es un mundo. Mi experiencia fue buenísima, tuve un gran embarazo y me pude mantener muy bien con gimnasia. Estuve rodando [corriendo despacio, en el argot del atletismo] hasta el sexto mes y sin molestias.
¿Por qué hasta el sexto mes y no antes o después?
Porque la barriga ya presiona la ingle y se hace un poquito peligroso.
Las nuevas máquinas elípticas de gimnasio han supuesto también un avance.
Sí. Yo las utilicé mucho en el embarazo porque eliminan los impactos.
Saltemos a 2009. Supongo que llega muy en forma porque ha hecho grandes entrenamientos este año a las órdenes de su preparador, Miguel Escalona.
Sí. Hemos trabajado muy bien en la pista y he hecho buenas sesiones, como las que llamamos 'en pirámide' (2000, 1000, 1600, 800 y 300 metros).
¿Cuántos kilómetros corre a la semana?
Unos 80, aunque el pasado diciembre hice el máximo: 110.Este año ha corrido en 8:35 los 3.000 metros. ¿Se plantea subir de distancia?
Mi entrenador sí me lo ha dicho alguna vez. Me ha planteado arrancar la temporada con un 5.000, pero no me va mucho, de momento.
El inglés Steve Ovett decía que era alargar el sufrimiento ocho vueltas...
Jajaja. Es verdad.
¿Y los 3.000 obstáculos, como Marta?
En este momento no pienso en ello, aunque hace años me llamaba bastante la atención. No sé, quizá sí me vería más en obstáculos que en 5.000.
¿A qué atletas admira?
Gabriela Szabo, Kelly Holmes y El Guerrouj.
¿Y españoles?
A Jesús España.
¿Por qué no hubo medallas en Pekín?
Es que el hecho de que sea cada cuatro años impresiona mucho. Fue muy emocionante. Hay gente que se asusta mucho.
Aquí en Berlín hay menos presión.
¿Cuánto atletismo le queda en las piernas a Natalia Rodríguez?
Muchos años. Ahora estoy muy motivada. Tuve un bajón, antes del embarazo, pero estoy con muchas ganas. Yo me veo a los 40 años corriendo pruebas populares. Vengo de ahí. Me encanta el ambiente.
¿Qué piensa cuando ve un positivo?
A mi el dopaje me indigna. Hay que limpiar esto, hay que pillar a los tramposos. Cuando les cazan, siento dos cosas. Por un lado, te hace ilusión que les pillen y, por otro, da pena que haya tantos. Mire las rusas...
¿Por qué faltan jóvenes en el atletismo español?
Es un análisis un poco complicado. Aparte de todo lo que se habla, lo de las comodidades y la falta de espíritu de sacrificio, yo creo que hay un factor que no se señala mucho y que funciona como un círculo vicioso. Para triunfar aquí hay que dedicarse de lleno, y ahora mismo sólo se puede ser profesional estando muy arriba. Entonces, desde abajo es difícil acceder a la ayudas económicas, y si no tienes ayudas, pues no llegas arriba.
¿Hay que vender mejor el atletismo?
Quizá sí. No sé. No sé si el problema es que hay poca afición porque se vende mal este deporte.
Parece que las medallas las gana gente muy sufrida, endurecida (Marta Domínguez, García Bragado). ¿Cómo es usted en este aspecto?
Yo creo que tengo dureza. Mi padre, por ejemplo, ha estado varias veces en paro. Y yo eso lo tengo muy presente. Siempre. Eso me hace luchar.



3 comentarios:

Espartano dijo...

Una luchadora innata a la que le queda mucho por dar.
Gracias por la entrada, buenisima.

Sr.Fox dijo...

NATALIA para mi eres la camepona!!!

Estas mejor que ningna en la proxima te las meriendas sin que haya lugar a dudad. Muchoa naimo guapa

Angel dijo...

Natalia maja. Eres muy buena persona y una gran atleta. Todo pasará y te reconocerán lo que te han negado. Un beso.