domingo, 23 de agosto de 2009

EL GOLPE MÁS DURO

Demasiado pronto aún para analizar, para ver en frío el vídeo de la carrera. La descalificación de Natalia Rodríguez ha sido el golpe más duro. Nos ha dejado helados a todos los que estamos en el Olympiastadion. Hay que salir de esto cuanto antes. Olvidarlo. Pasar página. Natalia tiene mucho atletismo en el cuerpo.

7 comentarios:

Luis Montes dijo...

¿Qué es lo que habríamos escrito si una joven e inexperta etíope hubiese derribado a una veterana española que iba lanzada hacia el oro en el Mundial de atletismo? Lo cierto es que una chiquita de 18 años perdió toda opción a ganar porque una veterana española olvidó que dos sólidos no pueden ocupar el mismo espacio. Cuando un atleta ha ganado la cuerda por ahí no se puede pasar salvo que deje un hueco, y no fue el caso.

Natalia ha perdido la oportunidad de su vida de ser campeona del mundo, pero la descalificación es completamente justa. Lo malo es que nadie puede devolverle a Burka lo que le habría correspondido.

Y que conste que me ha jorobado tanto como el penalti que falló Djukic en el último minuto del último partido de Liga de hace unos 10 años, pero intentar justificar la maniobra de Natalia me parece un ejercicio de futilidad.

Saludos

Solidamente dijo...

No, me niego a olvidarlo. No quiero olvidar que hoy hemos visto a la mejor corredora de 1500 m del campeonato, y que sólo una mezcla de fallo en la táctica y la mala suerte (de que se cayese su contrincante, y, quién sabe, de no ser alemana) le ha podido separar de las medallas. Dicho esto por quien lo siento muchísimo también es por Burka, que ha hecho una gran carrera.

Anónimo dijo...

Ha demostrado que hoy era la más fuerte, con diferencia, con independencia de la procedencia o no del movimiento objeto de la polémica (parecía haber hueco).

Ahora, lo importante: hoy era la más fuerte, la campeona moral (de no ser por ese "error"). A pasar página y a seguir trabajando para conseguir los retos en el futuro

A por todas, Natalia. Esto ha de hacerte más fuerte.

Anónimo dijo...

Llevo bastantes años vienda pruebas de pista. Acciones como la de ayer las veo casi siempre en un ochocientos y cada dos por tres en el milqui. Natalia intenta entrar en un hueco que existe, no abre los brazos, no empuja con el codo, cosa que sí hace la etíope....Para mí descalificación injusta. Cuantos codazos ha habido en estos mundiales en la última curva y no ha pasado nada.....Estoy algo indignado. Ánimo Natalia, para mi también eres la Campeona del Mundo.

Anónimo dijo...

Natalia tiró a Burka. Duele mucho decirlo, pero fue así. Natalia intentó aprovechar el estrecho hueco que la etiópe dejaba en la calle uno y al ver que esta reaccionaba, la empujó levemente. Seguro, seguro que sin inteneción de derribarla que Natalia es una extraordinaria deportista. Simplemente se equivocó al querer pasar por donde pretendía hacerlo. Una pena. Más aún cuando la prueba demostró que era la más fuerte y que podrá haber ganado sin ese lamentable incidente. No hubo reclamaciónde nadie. La descalificación fue fulminante. No hubo tampoco dudas en la apelación española. Apelaciónpor otro lado sin mucha fuerza pues se asumía por parte de la delegación española que Natalia había incumplido algún artículo. El año que viene en Barcelona será otra historia. Natalia está en el momento atlético de su vida. Debe aprovecharlo y sacar una gran lección del domingo 23 de agosto en Berlín.

comb dijo...

El milqui es una prueba feroz, con muchos codazos y mucha violencia. Aún y así, parece que la propia Natalia ha reconocido que se equivocó. Es una pena porque tras tanta prepararción se queda fuera de lograr algo tan importante como ser campeona del mundo de 1.500. No sé si podrá volver a serlo.

Es una pena también para Burka, lo siento también por ella.

AHora espero que al menos le dejen participar a Natalia en los meetings del verano. Parece que en Zurich no puede ir. Tiene que quitarse la espina que tiene clavada tras Berlín y además demostrar que sí que es la mejor e incluso bajar de 4'

¡Ánimo Natalia!

Anónimo dijo...

La atleta una vez analizada en frío la acción, reconoce el error de intentar pasar por ahí. Cierto que puede que privara a Burka de medalla. Ahora bien, lo de que no la dejentomar parte en la reunión de Zurich parece desmesurado.