miércoles, 19 de agosto de 2009

DEBATE ENTRE HIGUERO Y ESTÉVEZ: LA CRISIS DEL 1.500


España ya no es una potencia mundial en los 1.500 metros. El lunes se consumó la caída en la que pasaba por ser nuestra prueba reina. Reyes Estévez y Juan Carlos Higuero se quedaron atrás en las semifinales. La final de hoy se correrá desierta de españoles, algo que no había sucedido jamás en la historia de los Mundiales. Juan Carlos y Reyes, Reyes y Juan Carlos, conversan para Público a propósito de un fracaso sonado que no tiene aspecto de accidente casual. La apariencia es de crisis en la distancia.
Juan Carlos Higuero: Yo corrí mal tácticamente. Me quedé muy atrás. Tenía fuerza y pensaba que iba a poder remontar muchos puestos porque se clasificaban cinco de cada serie. Sin embargo, el nivel medio ha subido muchísimo.
Reyes Estévez: Es verdad. Yo no creía que la gente estaba tan bien de forma. El nivel es increíble y yo tampoco corrí bien anteayer: debí haber estado más atento. Mi semifinal se convirtió en una prueba de 400 metros. Y ahí las diferencias son de una décima de segundo. Y ahí ya no alcanzas a nadie.
JCH: Ya te digo. La mía terminó siendo una carrera de velocidad. El último 500 fue en 1:06 y el último 300 en 38 segundos. ¡La leche!
Estévez: "Nunca había habido 16 tíos en marcas de 3:32 o menos"
RE: Ayer me acordé de que en Sevilla, en 1999, también acabamos el último tercio de la semifinal en 1:06 ... pero sólo lo aguantamos El Guerrouj, Cacho y yo. ¡Aquí lo han aguantado quince!
JCH: Yo tengo que reconocer que estaba nervioso. Me agarroté. A veces el rival eres tú mismo.
RE: Pues yo la verdad es que llegaba en un momento bueno, aunque sí es cierto que me faltó una gran marca para coger confianza, para llegar aquí.
JCH: Hay otra manera de verlo. Yo he llegado aquí con la marca número 13 ... y a la final pasan 12.
RE: El nivel está muy alto y la gente no lo ve.
JCH: Es cierto. Este año somos 16 los que hemos corrido en 3:32 o menos.
RE: Eso no había pasado nunca.
JCH: Yo creo que también tuve mala suerte. Me cambiaron a la primera serie a última hora. Quedé eliminado por tiempos, por sólo 18 centésimas. No sé. No tuve esa pizca de suerte. Aunque también dicen que la suerte hay que buscarla... y si yo hubiera corrido más adelante, no habría tenido ningún problema.
RE: Hombre. Lo que está claro es que la experiencia es un grado. Yo pienso que en las eliminatorias corrí una carrera perfecta desde el punto de vista táctico.
Higuero: "Yo corrí mal tácticamente. Pensaba que podría remontar"
JCH: Tú has sido el mejor de los tres, desde el punto de vista de la táctica, corriste de forma impecable. Otra cosa es que luego te faltara fuelle al final.
RE: Sin embargo, el desgaste fue enorme y me pasó factura. Luego en las semifinales creo que me equivoqué ... pero porque yo no pensaba que fueran a estar a ese nivel mis rivales. la verdad es que yo también tenía que haber estado mucho más atento, más cerca de la primera línea.
JCH. Mi plan era progresar de los 800 a los 1.000 metros, pero no sé lo que me pasó. No supe colocarme y eso es crucial en una semifinal: hay que saber situarse. Una cosa es tener una idea y la otra es llevarla a cabo en plena carrera: no es tan fácil. No sé . Lo que tampoco me parecería bien es que se hablara de fracaso en el 1.500 español...
RE: Vamos a ver. Aquí hay que hablar muy claro. España, en 1.500, está donde está. Ni estamos tan bien, ni estamos tan mal.Yo creo que la mejor época de la historia fue la que coincidimos juntos Cacho y yo: entre 1997 y 1999.
JCH: No se debe hablar de fracaso porque hayamos tenido dos semifinalistas.
RE: Claro. Es que para algunos medios de comunicación, ahora resulta que el mediofondo español está por los suelos. Y eso no es así.
JCH: Ya. Pero cada uno interpreta las cosas a su manera y algunos son muy críticos. Lo que está claro es que si nos analizamos los tres, no corrimos bien y punto.
RE: Sí, pero no olvidemos que podíamos haber estado los tres en la final. Tenemos calidad para ello.
JCH: En eso estoy de acuerdo.
RE: Para lo que sí debe servir esto es para enviarnos un toque de atención.
JCH: Hay otra cosa que me ha llamado la atención: el buen nivel de los americanos, que tienen a tres en la final. Sorprende que tíos como Manzano o Lomong hayan pasado y nosotros, no.
RE: Ya, pero esos ya han estado en finales, no son tan novatos.
JCH: Pero son jóvenes. Y hay una cosa que está clara. Cuando eres jovencito, no notas tanto la presión porque no se espera nada de ti. Yo he comprobado eso. Con los años, te vas cargando de responsabilidad. La gente espera que tengas un gran resultado y eso te puede llegar a pesar.
RE: Sí. Eso es verdad.
JCH: Cuando yo era más joven, corría con ignorancia, y eso es bueno. No te agarrotas, estás muy tranquilo.
RE: Lo que es verdad es que esto ha sido un palo terrible.
JCH: Creo que es la primera vez que España se queda sin finalistas en los Mundiales.
RE: ¿Desde cuándo?
JCH: Desde que empezaron.
RE: ¿Sí? ¡Me has dejado planchado! Entonce esto es un annus horribilis
JCH: Pero yo pienso que debemos seguir cada uno con nuestro trabajo. Yo voy a intentar correr la semana que viene en Zurich y después en Rieti. Quiero hacer 3:30.
RE: Vamos a ver. Porque también está esa idea de que hagamos un relevo de 4x1.500 con la selección española en Bruselas, el 4 de septiembre.
JCH: La verdad es que yo ya me pongo a pensar en el año que viene. No sé muy bien si haré temporada de pista cubierta porque te rompe un poco la preparación invernal. Lo que sí tengo claro es que los Europeos de Barcelona 2010 me apetecen mucho y yo no descarto correr los 1.500 y los 5.000 metros si el horario me lo permite.
RE: Para mi los Europeos son un gran objetivo. Son en mi ciudad y me hacen una ilusión tremenda. Yo voy a hacer el 1.500. Sólo el 1.500. Lo tengo clarísimo.
JCH: Yo quiero decir algo también de Arturo Casado. Hablé ayer con él. Tuvo una serie muy difícil. Quizá la presión nos tapona un poco. Pero Arturo nos dará muchas alegrías todavía.
RE: Yo creo que vamos a mejorar todos. Yo soy el primero en aceptar las críticas. lo que sí está claro es que tenemos que interpretar mejor las carreras, leerlas bien cuando estamos ahí dentro, en el fragor de la batalla. Pero no dramaticemos porque aquí no hay nada grave. Los tres teníamos calidad para estar en la final.
JCH: Al final de todo se aprende.
RE: Exacto. Tranquilidad, que esto no va mal.

5 comentarios:

Pablo Vega dijo...

Un documento muy interesante que se puede analizar desde varios puntos de vista.

Gracias por traer aquí la conversación.

Anónimo dijo...

Dejémosnos de lamentos. El nivel del 1500 en España ha estado cayendo de manera estrepitosa desde hace diez años. Juan Carlos Higuero nunca ha sido capaz de hacer algo reseñable a nivel mundial. Y se supone que es nuestro número 1 en la distancia. Muy poco nivel competitivo, muy poco sacrificio, muy poco afan de superación. Quizás deberíais aprender de Marta...

Ignacio Romo dijo...

Pablo Vega,
En www.publico.es se ha abierto un debate grande con comentarios de los lectores a este artículo. Hay de todo.
Gracias por tus palabras
Un abrazo
Ignacio

Anónimo dijo...

Leo con agrado esta iniciativa del buen periodista y entusiasta de nuestro deporte Ignacio Romo y hago una reflexión para todos los presentes:
Oigo estos días en las mal llamadas tertulias deportivas, sobre todo radiofónicas, que decenas de agoreros pregonan que el atletismo español está de capa caída. Pero a nadie he escuchado reflexionar sobre el obligado cambio de ciclo, de los últimos coletazos de los continuadores de la generación de oro del atletismo español, que en muchos casos han alargado en exceso su carrera profesional por seguir rindiendo a un gran nivel y apenas tener competencia en nuestro país. Y más aún, nadie habla de la paupérrima política de nacionalizaciones que durante años ha tenido la Federación Internacional (IAAF), excesivamente permisiva, que ha posibilitado que muchos atletas que han sido internacionales absolutos con sus países de origen compitan por otro prácticamente al día siguiente de obtener la nueva nacionalidad y claro, eso en un deporte en el que las grandes competiciones están estructuradas por naciones, con la correspondiente limitación de participantes de un mismo país, pues supone "adulterar" la competición. Así, por ejemplo el mediofondo y fondo, habituales feudos de regocijo de nuestro atletismo, nos está dejando únicamente posibilidades en campeonatos de Europa y casi ya ni eso, porque podemos encontrar que en una final de obstáculos, 5.000 o incluso 1.500 metros, nuestros atletas se las vean con cinco keniatas , cuatro marroquíes y cuatro etíopes (muchos de ellos corriendo bajo bandera qatarí, de Bahrein,...)
Es cierto el atletismo español está en las postrimerías de su edad dorada, pero reconozcamos que el atletismo, el Mundial es el tercer evento deportivo en cuanto a cifras (participantes, acreditados, espectadores, patrocinadores,...) tras los JJ.OO. y los Mundiales de fútbol, es el deporte más universal de cuantos existen. Aquí el origen social o geográfico de sus protagonistas incluye cualquier rincón del planeta.

Enhorabuena a Ignacio Romo por iniciativas como este apasionante blog sobre nuestro deporte.

Vicente Capitán

Luis Montes dijo...

En España siempre llevamos cualquier cuestión a posturas extremas. Higuero estuvo el año pasado luchando por el bronce en Pekín. Este año está un poquito peor y, como el nivel medio es tan parejo, se queda fuera de la final. No pasa nada. Además no hay que olvidar que es un hombre de 31 años. A esa edad Abascal o Cacho ya no corrían. Y no es cierto que no haya relevo, porque además el relevo tiene nombre. Se llama Diego Ruiz, Álvaro Rodríguez o David Bustos. En Seúl tampoco hubo ningún finalista, y los éxitos continuaron.

Saludos