jueves, 21 de mayo de 2009

ÚLTIMA HORA: INFILTRACIÓN EPIDURAL PARA JULIO REY

La agencia EFE informa que Julio Rey intentará esta noche lo que él considera "último remedio antes de tomar la decisión de retirarme", para intentar paliar los dolores que le tienen incluso sin entrenar, porque el propio atleta se desespera "cuando lo intenta, porque no" marcha "ni para atrás".
El toledano se somete hoy a una infiltración epidural en la zona lumbar "último recurso que me han recomendado, no pienso que para curarme mis dolencias, pero sí me han asegurado que para poder tener una actividad normal durante varios meses", reconoció Rey a la Agencia EFE.
El corredor, al que en principio se le diagnosticó, y trató, un problema de isquiotibiales, a principios de año le indicaron que no era ese el problema, y el nuevo tratamiento le hizo afrontar su debut en una maratón en España, en Madrid, con la mayor ilusión.
Aunque no trascendió en su momento, antes de participar en la prueba madrileña, el toledano comenzó a tener problemas para entrenar a su nivel, y aún así tomó la salida, pero se tuvo que retirar.
"Cuando volví de las vacaciones que me tomé para intentar serenar mi cabeza de tantos problemas, me recomendaron al doctor vasco Mikel Sánchez, que ha tratado a muchos deportistas, lo que logré por medio de Martín Fiz, y la verdad es que salí 'mosqueado' de su consulta", reconoció Rey.
El galeno le dijo que tenía que hacerse una resonancia, pero que si no era de 'isquios', sería de lumbares. "Y todo esto sin hacerme ninguna prueba, y la resonancia confirmó que era un problema de columna", explicó. "El problema es que la vértebra L5 se ha desplazado sobre la S1, y ha presionado el nervio ciático, lo que con el tiempo se ha reflejado hasta el pie, y el problema es que va a peor, porque ya se desplaza a la otra pierna", dijo a Efe el atleta.
Rey afirmó también que "ya en Gotemburgo, cuando iba con Maldini y el suizo, sentí el 'latigazo', y de hecho entré y gané al holandés 'a la pata coja', y desde ahí todo han sido problemas y gastos", cuando, por cierto, ya no tiene beca de la Federación Española, aunque sí la de la de Castilla-La Mancha.
Asustado
El doctor Sánchez le dijo que se podía operar, pero que no se lo recomendaba para un deportista de su nivel "cuando me reconoció que para la vida normal no me afectaría", reconoció Rey.
"En principio, cuando me dijo que la solución temporal del problema era ponerme la epidural, salí asustado, pese a que me dijo que esto es común en algunos deportistas, y que alguno ha optado por la infiltración, y me dio el nombre de Sergio Ramos, que le permite aguantar un cierto tiempo a buen nivel", afirmó el atleta.
Rey quiso otra opinión, y por medio de su compañero Núñez estuvo en otra consulta. "Curiosamente, me dio la misma solución, lo que me hizo pensármelo, y al final acceder a someterme a esta infiltración", dijo.
La inyección de epidural necesita un permiso especial para suministrarse, lo que ha hecho el equipo médico que atiende al atleta, y esta noche será infiltrado.
"Entiendo que aunque me dén seis meses, periodo normal en el que el nervio está como dormido, al someterle a una actividad tan exigente me durará menos; pero bueno, si en vez de seis son tres, pero me permite entrenar a un buen nivel, adelante", afirmó Rey.
El toledano reconoció que "me doy el verano para ver como me encuentro, y si no tengo respuestas adecuadas, aunque mi ilusión era llegar al europeo de Barcelona, lo dejo definitivamente en septiembre".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Leyendo esta noticia, cada vez me asaltan más dudas acerca del estado previo de Julio Rey. antes de correr el Maratón de Madrid. No sé, no sé.

Anónimo dijo...

Suerte ! y Ánimo ! para Julio Rey.

santisierra_99 dijo...

Mucha suerte campeón, te la mereces