martes, 5 de mayo de 2009

ESCUCHA A TU CORAZÓN: LA REGLA DE LOS 25 LATIDOS


Los problemas de corazón siguen estando de actualidad en el deporte. la gran paradoja sigue sobre la mesa. ¿Cómo es posible que hacer ejercicio físico. que es una de las mejores formas de prevención posible de los infartos de miocardio, genere en algún individuo aislado un problema aguda? La respuesta está en la genética: existen patologías cardiacas de nacimiento que no dan la cara y sí pueden hacerlo con el deporte. El fallecimiento de Antonio Puerta está ahí, como lo está la muerte del corredor madrileño Colmenarejo o el enigmático caso del futbolista del Real Madrid, De la Red.

¿podemos hacer algo? Sí, desde luego. la viuda de Luis Javier Colmenarejo lo recuerda en las páginas de Corricolari. "Hay que hacerse controles médicos periódicos. Mi marido no les daba importancia".

Conviene rescatar aquí también el consejo de los cardiólogos. La doctora Carmen Adamuz, una cardióloga cordobesa que trabajó en el Centro de Alto Rendimiento de La Cartuja, en Sevilla, es una auténtica experta en el corazón de los deportistas. Ha estudiado el rendimiento cardiaco de muchas personas, deportistas de élite y también deportistas populares.
Ella cita siempre un dato llamativo, que me permití bautizar como la regla de los 25 latidos. Dice la doctora Adamuz que hay un dato objetivo que puede situarnos en alerta ante un posible riesgo de muerte súbita. Y la prueba es muy fácil de hacer.
Simplemente se trata de correr hasta alcanzar el límite máximo de la frecuencia cardiaca (puede ser simplemente correr durante dos minutos en progresión acabando lo más rápido posible los últimos 100 metros) y tomarnos el pulso nada más terminar. Imaginemos un resultado de 180 latidos. Pues bien, a continuación hay que descansar un minuto y volver a tomarse el pulso. Si no ha disminuído en, al menos, 25 latidos, es decir, si el corazón no ha reducido su frecuencia cardiaca hasta las 155 pulsaciones, entonces es conveniente someterse a un chequeo completo a cargo de un médico del deporte o un cardiólogo.
En los últimos años, el deporte internacional ha recibido sacudidas terribles. La primera fue la del futbolista Antonio Puerta. Otra de ellas fue la del jugador de béisbol Joe Kennedy, que se despertó a medianoche, salió de su habitación y se desplomó. Entre medias, la que más ha preocupado a los atletas, es la del corredor de maratón Ryan Shay, un deportista de alto nivel que se desplomó en pleno maratón. La enseñanza que debemos extraer los corredores es muy clara. Hay que hacerse chequeos médicos periódicos que incluyan, al menos, un electrocardiograma. La mayoría de los problemas de corazón que podrían ser incompatibles con el deporte dan la cara en los exámenes cardiológicos.






2 comentarios:

Miquel Pucurull dijo...

Ignacio: Una pregunta a propósito de la regla:

¿La edad no influye? Quiero decir: ¿Cualquiera que sea la edad han de ser 25 latidos menos?

Gracias de antemano por la respuesta.

Pucurull

Anónimo dijo...

pregunta: ¿Ryan Shay no se sometia a controles medicos ?
siendo un atleta de ese nivel estara sometido a MIL pruebas, por lo cual... estamos seguros aun asi ?? Muchos de los atletas o deportistas a los que les pasa una fatalidad de este estilo, estoy mas que convencido de que si estan SUPER CONTROLADOS y alguna prueba de esfuezo si que se habran hecho.. no ?? ;););)

Que no nos toque !!