lunes, 16 de febrero de 2009

Isinbayeva sigue elevando el techo de la pértiga







Ayer saltó cinco metros Yelena Isinbayeva. Cinco metros justos. Era su segundo récord mundial del día. Lo logró en Donetsk, en casa del gran Sergei Bubka, que organiza cada invierno en su Ucrania natal la clásica 'Pole Vault Stars' (estrellas de la pértiga).
Isinbayeva comenzó a escribir en el libro de records con un salto válido sobre 4,97. Luego solicitó una marca de 5,00 y volvió a batir el récord mundial. Sin embargo, lo curioso es que había creado mucha más expectación la posibilidad de un récord mundial en la pértiga masculina. El 'loco' Hooker, el australiano que venció el miedo a las caídas, ha saltado ya este invierno 6,06 metros y ha atacado 6,16 ya varias veces y dando la sensación de que terminará batiéndo la marca de Bubka. Otro día hablaremos del campeón olímpico de Pekín en este blog.
Volvamos a Isinbayeva. Uno de los momentos cumbre de los Juegos de Pekín fue la final de salto con pértiga en categoría femenina. Yelena Isinbayeva, aquella gimnasta rusa a la que obligaron a pasarse al atletismo, logró elevar el tope mundial un centímetro más haciendo justo lo que se pide de los campeones: lograr su mejor prestación en el momento más importante. Superó el listón situado a 5,05 metros del suelo y sumó un nuevo récord del mundo en el Nido del Pájaro. En aquel momento era la vigesimocuarta vez que batía una plusmarca mundial Con las dos de ayer, ya tiene 26. Isinbayeva ha compartido de forma unánime las nominaciones a Mejor Atleta Mundial de 2008 junto a Bolt. Su victoria en Pekín no ofreció dudas. Sacó 25 centímetros de ventaja a la americana Stuczynski, medalla de plata.
Precisamente Stuczynski había declarado con anterioridad que iba a “patear a las rusas en el trasero”. Al final fue ella la pateada. Berlín 2009 va a ser un gran reto para Isinbayeva. La rusa se ha reencontrado con los récords –hasta el mes de julio de 2008 llevaba tres años sin batir una plusmarca– y está capacitada para dejar el listón de la pértiga en 5,10 para cuando se retire. El próximo mes de agosto luchará por un nuevo oro y lo más probable es que aguante hasta Londres 2012. Su retirada dejará un vacío tan grande como el de Sergei Bubka.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo de Isinbayeva es algo excepcional, tan excepcional como lo fue en su día la progresión de Bubka. La pena es que tardará muchos años en surgir otra atleta que pueda alcanzar sus marcas. Ojalá me equivoque, pero yo creo que sus récords permanecerán aún más tiempo que los Bubka.
Por cierto, Ignacio, enhorabuena por tu blog y a ver si por fin en este país se habla algo de atletismo, más allá de decir, como recogía El País del sábado, que Dani Alves hubiera sido un buen corredor de 400 metros????

comb dijo...

Si señor. Isimbayeva es una de esas personas que se adelantan a su tiempo, como lo fue Bubka o como lo es en la maratón la otra grandisima Paula Radciffe o en 10 mil Dibaba.

Tiene tal poderío que dicen que juega con sus records dosificándose para crear expectación. No sé si será verdad`pero efectivamente es prodigiosa.

¿Cuál es en vuestra opinión el actual atleta femenino o masculino más poderoso? Hay quienes dicen que Bolt. Yo como maratoniano admiro a Paula y a Gabreselassie pero hace poco un amigo me contaba que Wanjiru iba a intentar batir este 26 de abril el record del mundo en Londres. No sé. La marca de Gabre es prodigiosa...

Un abrazo y enhorabuena por el blog

Anónimo dijo...

Wanjiru está para récord del mundo de maratón, tal y como desmostró en muy malas condiciones meterológicas, en los juegos de Pekín. No sé si lo intentará en Londres o en otro sitio, pero su marca en medio maratón y sobre todo, su portentosa actuación de Pekin, hacen indicar que el récord del mundo de maratón puede ser suyo, en poco tiempo.

Mildolores dijo...

Hola Ignacio, aquí llego de la mano de mi buen amigo Comb, que me ha recomendado este blog como lectura imprescindible.
Así que desde ya me hago seguidor tuyo y te agrego al mio con tu permiso.
Un saludo.