viernes, 22 de agosto de 2014

75 de vida a la semana.


Los especialistas médicos aseguran que para prevenir enfermedades del corazón y mantener una vida saludable es necesario realizar 75 minutos de actividad física intensa a la semana, “es decir, poner el corazón entre el 60% y el 80% de la frecuencia máxima”, comenta Julián Villacastín, jefe de la Unidad de Arritmias y Director del Instituto Cardiovascular del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

La barrera de los 75 minutos semanales se estableció como la mínima para mantener un corazón sano, pero no quedaba claro si por debajo de ese tiempo también existen beneficios palpables. Para esclarecer la cuestión, investigadores de la Universidad de Iowa estudiaron a 55.137 personas de entre 18 y 100 años que durante un periodo de 15 años corrieron según sus

Respira bien, correrás mejor.


Los corredores que logran transportar mayores niveles de oxígeno en su organismo sin comprometer su eficacia son más fuertes que los demás que luchan por obtener el suficiente oxígeno. La explicación es sencilla. Cuando corremos es habitual que nos falte la respiración, es algo normal. Nuestro cuerpo necesita oxígeno para correr, y al hacer una actividad física, los músculos requieren de más oxígeno. El cuerpo responde a esta necesidad muscular mediante el suministro de sangre rica en elementos químicos. Nuestros pulmones, por tanto, trabajan de manera mucho más intensa para absorber este oxígeno que respiramos.

Cuando hagas un “rodaje estándar” trata de correr a un ritmo en el que puedas respirar con facilidad. Utiliza el truco de llevar un ritmo que te permita

jueves, 21 de agosto de 2014

Recupérate del dolor en el pubis.


La pubalgia es un dolor difuso, en el pubis, que puede durar semanas o incluso meses, y se presenta al realizar actividades deportivas. Con el paso del tiempo suele aseverarse y termina presentándose en actividades no físicas de la vida diaria. La mayoría de pubalgias están causadas por factores intrínsecos, como acortamiento de los miembros inferiores, deficiencias en la zona abdominal o displasia de cadera, aunque también pueden influir aspectos externos, como un mal programa de entrenamiento o la ausencia de ejercicios de flexibilidad en nuestro plan.

Cuando la pubalgia es diagnosticada, se plantea primero un plan de entrenamiento conservador que consiste en frenar la actividad deportiva y

Mejor hazlo descalzo.

Si vas a correr a la playa, ¡mejor hazlo descalzo!

Es uno de los eternos debates de los corredores que aprovechan las horas más tempranas del día o las últimas de la tarde para entrenar por la orilla de la playa. Es un lugar idílico, con las olas del mar como compañeras de entrenamiento, pero la gran duda que surge siempre es: ¿mejor corro descalzo o con zapatillas? En realidad ambas maneras son válidas, pero quitarse las zapatillas y correr con los pies desnudos sobre la arena tiene una serie de beneficios a los que no debemos renunciar.

Primeramente, correr descalzo aumenta la resistencia de nuestros pies y piernas, ya que la superficie, al ser mullida, no ayuda al rebote de nuestros pies, por lo que tenemos que hacer más fuerza para dar una zancada que

miércoles, 20 de agosto de 2014

La E.P.I. un tratamiento eficaz contra las lesiones.


Con estas siglas se conoce a la Electrólisis Percutánea Intratisular, una novedosa técnica que nació en España para tratar problemas de tejido blando (tendón, músculo, ligamentos, etc) y que ofrece la posibilidad de llegar hasta el tejido diana (puntos especiales con receptores para medicamentos), lo que permite solventar en plazos más cortos y de manera más eficiente las lesiones.

Con la E.P.I. se consigue algo tan importante como el cambio de tejido en un periodo de tiempo muy corto, lo que beneficio mucho a aquellas personas que